Híbridos y Eléctricos

¿LA GASOLINA ES EL FUTURO?

La industria se engancha a la gasolina ¿Pero de verdad somos idiotas?

Los fabricantes de automóviles volverán a invertir mayoritariamente en vehículos de gasolina hasta 2018. La industria retira su apuesta por el coche eléctrico y prefiere el híbrido.

El coche eléctrico vuelve a estar en peligro, cuando parecía que nada lo podía parar, las actuales condiciones económicas, la lentitud en la elaboración de normas, la falta de incentivo, la ausencia de apoyo al I+D y una visión poco clara de la infraestructura, entre otros impedimentos, están frenando sus ventas.

Ejecutivos del sector creen que esta tecnología ocupara un hueco minoritario y prevén un futuro donde los fabricantes se centren en la reducción del consumo y las emisiones de los motores convencionales de gasolina. "El coche eléctrico vuelve a estar tocado de muerte."

Según la 14ª edición del informe anual sobre automoción de la consultora KPMG, basado en una encuesta a 200 directivos del sector de la automoción de empresas fabricantes, proveedores, concesionarios, proveedores de servicios financieros, empresas de alquiler y proveedores de servicios de movilidad de 31 países, el futuro pasa por optimizar los motores de combustión interna e invertir en híbridos enchufables.


OPTIMIZAR EL MCI E INVERTIR EN HÍBRIDOS ENCHUFABLES
Según el 92 por ciento de los encuestados, el ahorro de costes que facilita la eficiencia del combustible es el factor primordial en las decisiones de compra de vehículos. La preocupación por el medio ambiente como, por ejemplo, la reducción de las emisiones de CO2, sigue siendo importante, pero este año ha descendido al cuarto puesto desde la segunda posición que ocupaba en la encuesta de 2012.

Hace dos o tres años había sobreexcitación con el coche eléctrico. Hasta que hemos chocado con la realidad.

El 29 por ciento de los responsables de empresas fabricantes de equipos originales y proveedores afirma que va a invertir en simplificar y optimizar la tecnología del MCI. Los fabricantes de equipos originales y proveedores de China y Brasil también vislumbran nuevas oportunidades para optimizar el MCI: El 40 por ciento en China y el 37 por ciento en Brasil están invirtiendo en la tecnología tradicional.

Alrededor de la mitad de los encuestados afirma que la optimización del MCI constituirá el mayor potencial para lograr motores limpios y eficientes en los próximos 6 a 10 años.

"Cada vez es mayor el convencimiento de que el MCI tiene un mayor margen de optimización", afirma Francisco Roger, socio responsable del Sector Automoción de KPMG en España.

"Esto supone un cambio notable de rumbo y un indicio de que las tecnologías más recientes están tardando en despegar más de lo esperado", añade.

Los coches eléctricos son poco competitivos hoy y tienen unos costes elevados para las prestaciones que ofrecen.

La tecnología para vehículos híbridos enchufables será objeto de inversión para el 24 por ciento de los fabricantes de equipos originales y proveedores encuestados, y solo un 8 por ciento aproximadamente declara su intención de invertir en tecnologías exclusivamente alimentadas mediante baterías.

Los planes inversores de fabricantes de equipos originales y proveedores están, asimismo, muy en consonancia con las preferencias percibidas en el consumidor a favor de la tecnología eléctrica. El 36 por ciento de los encuestados espera que la demanda del consumidor por vehículos híbridos enchufables repunte a lo largo de los próximos cinco años, seguidos por los híbridos no enchufables (20 por ciento), que ocupaban el primer puesto en la encuesta de 2012. A una distancia considerable, ocupan el quinto lugar los vehículos propulsados exclusivamente mediante baterías eléctricas (11 por ciento).

"El cambio de opiniones acerca de los vehículos híbridos puros, los enchufables, los de pila de combustible y los alimentados mediante batería refleja la incertidumbre sobre cuál será la tecnología dominante", añade Francisco Roger.

"A corto plazo, es probable que los particulares prefieran un híbrido y los parques móviles se inclinen por los automóviles eléctricos. Sin embargo, parece que los vehículos exclusivamente eléctricos no van a dominar, al menos en la próxima década", puntualiza.

"Otra consideración importante que deben abordar la industria y el sector público cuando planifiquemos el futuro de la electromovilidad es determinar cuándo y en qué medida va a existir una infraestructura asequible para facilitar la recarga de grandes cantidades de vehículos eléctricos", continúa Roger.


"MOVILIDAD COMO SERVICIO" PODRÍA PROLIFERAR EN LAS CIUDADES
El rápido crecimiento y la imparable congestión de las áreas urbanas, junto con el cambio de mentalidad del consumidor sobre la propiedad de automóviles en las ciudades, están fomentando un ávido interés por las soluciones de movilidad como nuevos medios de transporte.

Más de dos de cada tres encuestados contempla nuevas soluciones alternativas a la propiedad particular de los vehículos, como los automóviles compartidos o el pago por uso. Más de la mitad de los encuestados opina que, para 2025, la "movilidad a la carta" (on-demand mobility) tendrá una cuota de mercado superior (entre un 6 y un 15 por ciento) a la de los vehículos particulares en propiedad.

Para los fabricantes de equipos originales, la movilidad como servicio sigue siendo tierra de nadie. La mitad de los encuestados prevé que el papel protagonista en los nuevos servicios de movilidad no va a recaer en los fabricantes de equipos originales y, según el 46 por ciento de los mismos, será una excelente oportunidad para nuevas empresas. Para triunfar en esta área deberá ofrecerse una propuesta de valor basada en la funcionalidad y la simplicidad de uso. La mayoría de los encuestados afirma que la marca va a ser un factor determinante en este segmento.

El aumento de las restricciones a la conducción para gestionar el flujo de tráfico y proteger a ciclistas y peatones en áreas urbanas congestionadas influirá drásticamente en el diseño de los vehículos, según el 83 por ciento de los encuestados. Por otro lado, la disminución de tamaño en los vehículos exige materiales más ligeros, como la fibra de carbono, el titanio y los plásticos. El 43 por ciento de los encuestados espera que este tipo de materiales se produzca en masa en un plazo de entre 5 y 10 años.


TENDENCIA EN LOS MERCADOS EMERGENTES HACIA COCHES GRANDES Y DE GAMA ALTA
Cabe destacar que, mientras que la tendencia entre los consumidores de los mercados maduros, concienciados con el coste, es adaptarse a vehículos más pequeños y con menor gasto en combustible, puede apreciarse la situación contraria en los mercados emergentes, donde los compradores piden automóviles de mayor tamaño y más alta gama, como por ejemplo los deportivos utilitarios (SUV), los de tamaño mediano y los polifuncionales (MPV). Tan solo el 39 por ciento de los encuestados en los mercados maduros, por ejemplo, prevé un aumento de la cuota de mercado de los deportivos utilitarios, mientras que, en los países BRIC, un 66 por ciento de los encuestados espera un aumento de la cuota de mercado para este tipo de vehículo.

 
SE PREVÉ UN AUGE DE LOS CONCESIONARIOS EN INTERNET
La forma en que los consumidores adquieren sus vehículos también está cambiando, especialmente en el continente americano donde, según el 83 por ciento de los encuestados, aumentarán las operaciones en Internet y a través de intermediarios. Sin embargo, los encuestados procedentes de Asia prevén que el modelo tradicional de concesionarios se mantendrá con firmeza en los países de la zona.

También está alterando el panorama de la automoción la creciente popularidad de las tecnologías de "coche inteligente" (connected car); el 54 por ciento ha mencionado su importancia en comparación con el 22 por ciento que lo hizo en la encuesta de 2012 de KPMG. Se prevé (42 por ciento de los encuestados) que las empresas de tecnología lleven la delantera a fabricantes de equipos originales y proveedores Tier 1 en lo que respecta al control de la tecnología integrada para automóvil durante los próximos cinco años.

 

Conversaciones: