Híbridos y Eléctricos

EN WROCLAW, AL SUROESTE DE POLONIA

LG producirá en Europa hasta 100.000 baterías anuales de vehículos eléctricos en 2018

LG Chem abrirá en Polonia la fábrica de baterías de iones de litio “más grande de Europa” en 2018, mientras la industria automotriz europea se prepara para producir vehículos eléctricos en masa.

LG producirá en Europa hasta 100.000 baterías anuales de vehículos eléctricos en 2018.
LG producirá en Europa hasta 100.000 baterías anuales de vehículos eléctricos en 2018.

LG Chem abrirá en Polonia la fábrica de baterías de iones de litio “más grande de Europa” en 2018, mientras la industria automotriz europea se prepara para producir vehículos eléctricos en masa.

LG Chem tiene intención de gastar más de 1.300 millones de euros en su planta de Wroclaw, al suroeste del país, y espera producir hasta 100.000 baterías anuales de vehículos eléctricos en Polonia a partir del próximo año, señaló la compañía en un comunicado.

Según Chang-Beom Kang, Vicepresidente de LG Chem, “la compañía ha elegido Polonia como la ubicación más competitiva para la producción de cara a satisfacer las necesidades de los productores de automóviles europeos y globales”. La instalación dará trabajo a 2.500 personas y aunque la filial de LG no nombró posibles clientes, dijo que incluirían compañías de automóviles de primer nivel.

Wroclaw está a 190 kilómetros de la frontera con Alemania, sede del Grupo VW, el cual planea invertir más de 20.000 millones de euros en vehículos libres de emisiones en 2030, y que además se ha propuesto fabricar 3 millones de vehículos eléctricos al año a partir de 2025.

La caída de los precios de las baterías y la creciente presión para reducir las emisiones han llevado a los fabricantes de automóviles a apostar por los vehículos eléctricos. Sin embargo, Europa carece de instalaciones de producción de células de batería a gran escala, por lo que éstas se importan, principalmente, de China y Corea del Sur. Pero ahora, la demanda es tan grande que hasta el Viejo Continente puede desarrollar su propia industria de baterías de cara a preservar los empleos y los beneficios, aunque los productores asiáticos tienen una gran ventaja en el desarrollo y la producción a escala.

Respecto a saber si las baterías se producirían desde cero, el comunicado oficial apuntaba que el sitio incluiría una centro de investigación y desarrollo formado por “unos 400 ingenieros de varias especialidades: robotización, eléctrico, química e inteligencia artificial”. Además, un portavoz de la compañía, cuando se le preguntó sobre la fuente de litio y otras materias primas, señaló que primero serían importadas de la empresa matriz en Corea y luego, con suerte, de los proveedores polacos.

La capacidad de la instalación es sólo una fracción de la demanda que se espera en el futuro, ya que la planta podría producir poco más del 10 % del volumen que la Gigafactory de Tesla alcanzará en 2018.

Los precios de las baterías han sido prohibitivos, pero están cayendo rápidamente, ya que han bajado desde los 1.000 dólares por kilowatio/hora en 2010 a los 227 en 2016, según los analistas de Barclays.

Aun con todo, en 2016 sólo el 0,2 % de los turismos nuevos vendidos en Europa fueron totalmente eléctricos. Pero Gran Bretaña y Francia han dicho que prohibirán la venta de nuevos automóviles de gasolina y diesel a partir de 2040, en un intento por reducir la contaminación del aire y terminar con el uso de los motores de combustión interna.

Por otra parte, la fábrica polaca de LG no puede seguir siendo la planta de baterías de automóviles más grande de Europa por mucho tiempo. Y es que en septiembre, el grupo suizo de ingeniería ABB dijo que se había unido a un proyecto llamado Northvolt –dirigido por un ex gerente de Tesla– para construir la fábrica de baterías de iones de litio más grande de Europa, destinada a una producción anual equivalente a 32 gigavatios/hora para 2023.

Conversaciones: