Híbridos y Eléctricos

NUEVA ORDENANZA PARA REGULAR LA MOVILIDAD

Madrid limita la velocidad a 30 km/h en vías de un carril y baja los patinetes eléctricos de las aceras

La entrada en vigor de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible restringe la velocidad máxima en el 85% de las calles de la capital. Los patinetes eléctricos deberán circular por los carriles bici o por las vías limitadas, pero no podrán hacerlo por las aceras.

Madrid limita la velocidad a 30km/h en vías de un carril y baja los patinetes eléctricos de las aceras.
Madrid limita la velocidad a 30km/h en vías de un carril y baja los patinetes eléctricos de las aceras.

Desde este miércoles no se podrá circular en Madrid a más de 30 kilómetros por hora en las vías de un solo carril o en las de un carril por sentido. Además, los patinetes eléctricos ya no podrán circular por las aceras y deberán hacerlo por este tipo de trazado. Así lo indica la nueva ordenaza de movilidad aprobada por el Ayuntamiento de la capital y que entra en vigor desde este miércoles. El texto sustituye al de 2005 y regula “por primera vez” las nuevas formas de movilidad compartida y “potencia” el uso del transporte urbano, según explica el Consistorio en su nota de prensa.

La nueva norma afecta al 85% de las calles de la capital española. Además, plantea una reducción de la velocidad a 20 kilómetros por hora en las denominadas “calles de coexistencia”, aquellas en las que la acera y la calzada están al mismo nivel. Las restricciones tienen como objetivo disminuir el tráfico y aumentar la protección de los peatones. Éstos incluso tienen una nueva posibilidad que afecta a los motoristas: declarar zonas de “prioridad peatonal”, en las que se prohíbe el estacionamiento de motocicletas.

La ordenanza también recoge los cambios previstos en el Plan A destinados a reducir la contaminación. Desde el 23 de noviembre se limitará el acceso a Madrid Central, el espacio delimitado por el Ayuntamiento que comprende el distrito Centro de la capital. Solo podrán acceder los residentes, con un máximo de invitados al mes, y aquellos conductores que tengan un vehículo con certificado Eco o de Cero Emisiones.

Desde el próximo abril será obligatorio que todos los vehículos que accedan a Madrid, aunque provengan de otros municipios, porten los distintivos ambientales de la Dirección General de Tráfico, que pueden ser B, C, Eco o Cero Emisiones. Las etiquetas se usarán como parte del protocolo anticontaminación que el Gobierno municipal aplica desde el pasado 8 de octubre con el objetivo de reducir los niveles de dióxido de nitrógeno registrados en la capital, especialmente en la zona Centro. 

Las bicicletas deberán circular por vías ciclistas o por la calzada, siempre por el centro del carril. Solo los menores de 12 años podrán hacerlo por la acera pudiendo ser acompañados de una persona adulta a pie. Siguiendo el modelo de algunas ciudades europeas, se incluye la posibilidad de girar a la derecha cuando esté el semáforo en rojo. También permite el anclaje de las bicis u otro tipo de vehículos a elementos de mobiliario urbano siempre y cuando no dificulte su funcionamiento.

Los patinetes eléctricos y otros tipos de vehículos de movilidad urbana (VMU) a motor no podrán circular en ningún caso por las aceras. Deberán hacerlo por la calzada y, al igual que las bicis, por la parte central del carril. La edad mínima para poder circular usando este método de transporte será 15 años. El Consistorio no establece obligatorio el uso de casco, excepto para los menores de 16 años. También queda expresamente prohibida la circulación de estos vehículos por los carriles bus y por los tramos de autopista sin semáforos.

En cuanto al estacionamiento de vehículos de dos ruedas o de movilidad urbana, deberán hacerlo en las zonas reservadas, o en la acera si permiten un espacio de tres metros de ancho libre. La ordenanza elimina también el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) para los residentes de los llamados “barrios frontera” y establecen las Zonas de Aparcamiento Vecinal, en las que no tendrán que pagar ninguna tasa por aparcar previa solicitud del Pleno del distrito. Para la distribución de mercancías, se crea la posibilidad de establecer una reserva para carga y descarga en zonas residenciales, que se controlará a través de un ticket electrónico.

El director de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento, Fracisco José López, explicó en la jornada Madrid Summit 2018 de Movilidad Sostenible que la nueva ordenanza está basada en las “importantísimas modificaciones” que está sufriendo la movilidad urbana. “Cualquiera que se de un paseo por Madrid se da cuenta de que hay nuevos elementos”, explicó, en referencia a los patinetes eléctricos y otros tipos de VMU que llenan de forma exponencial las vías de la capital.

Conversaciones: