Híbridos y Eléctricos

CONSORCIO PARA UN ECOSISTEMA DE MOVILIDAD

Marruecos, sede del COP22 e impulsor de megaproyectos de energía y movilidad eléctrica

La 22ª reunión de la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22) se llevará a cabo en Marrakech del 7 al 18 de noviembre de 2016.

marruecos
Jardines de Menara, situados al oeste de Marrakech, a las puertas del monte Atlas.

Marruecos cotiza al alza y visibiliza su presencia en escenarios e infraestructuras importantes. La próxima reunión del COP 22, en un contexto de apuesta firme del Reino por políticas medioambientales, es una oportunidad para conocer mejor el despliegue de proyectos de gran magnitud encaminados a su transformación.

Energías renovables (solar, eólica e hidráulica), infraestructura eléctricas, movilidad eléctrica (automóviles, autobuses, etc.) son algunas de las áreas de desarrollo que están en marcha y vamos a conocer próximamente.

Energías renovables  y vehículos eléctricos

Marruecos, como país anfitrión del COP22, ha establecido una política de reducción de las emisiones de CO2 y de transición energética. El objetivo nacional es alcanzar el 42% de la producción de energía a través de las energías renovables en 2020 y 52% en 2030.

Mientras que el transporte es el primer consumidor de energía, con más del 40% del consumo nacional de energía final, el país quiere que los vehículos eléctricos representan el 10% de la flota en 2030. Esto resultaría en un ahorro de 30 millones de toneladas de CO2 entre 2017 y 2030, para un sector que produce más del 23% de las emisiones de efecto invernadero de los países.

El gobierno apoya al sector de los vehículos eléctricos a través de la Agencia Nacional para el Desarrollo de Energía Renovable y Eficiencia Energética (ADERERR). Este organismo público es socio del consorcio Renault para desarrollar la movilidad eléctrica.

Un consorcio industrial para promover la movilidad eléctrica

2

De izquierda a derecha: Abdelkrim Matrouf, presidente delegado del grupo M2M. Manuel Moliner, director general de Schneider Electric Maroc. Said Mouline, director general de ADEREE. Marc Nassif, director general del Grupo Renault Marruecos. M’Hamed Tazi, director general de comunicación Nissan África del Norte y Egipto.

Los grupos Renault Marruecos, Nissan Motors Egipto, Schneider Electric y Grupo M2M anunciaron la creación de un consorcio para desarrollar un ecosistema de la movilidad, que coloca el vehículo eléctrico en el corazón de la transformación de la energía Marruecos. Esta decisión tiene como objetivo reducir la huella de CO2 en el país y el desarrollo de las energías renovables.

El grupo Renault, instalado en Marruecos desde 2012, conforma el consorcio junto a Nissan Motors Egipto, Schneider Electric y Grupo M2M. El principal objetivo del grupo de trabajo es el establecimiento de un ecosistema nacional para la electromovilidad. Este ambicioso proyecto se desarrollará el vehículo eléctrico en Marruecos y el apoyo a la transición energética del país, conforme a lo solicitado por el gobierno.

El consorcio está abierto a otras empresas que firmarán los acuerdos de asociación. Por ejemplo, la empresa Derichebourg Marruecos contribuirá a la integración y mantenimiento de automóviles eléctricos en las ciudades, las flotas y las grandes empresas.

El ecosistema compartirá diferentes tecnologías de infraestructura inteligente y servicios digitales, apoyados por la experiencia de las empresas asociadas. La puesta en común de los conocimientos de los diferentes actores permitirá ofrecer servicios y una solución de conectividad.

El grupo espera obtener del gobierno beneficios financieros para los incentivos fiscales de vehículos eléctricos mediante la reducción del IVA, derechos de aduana reducidos de 2,5% y la integración de las emisiones de CO2 en el cálculo de la potencia fiscal.

3

El deseo de desarrollar redes inteligentes VTG

Los miembros del consorcio quieren aprovechar el creciente número de vehículos eléctricos para integrar el corazón de la red inteligente. Recuerde, estos sistemas proporcionan un suministro continuo de energía, independientemente de la demanda máxima de la red eléctrica. Los vehículos eléctricos pueden almacenar la energía producida durante las horas valle para luego reinyectada en la red, de acuerdo con el esquema clásico del vehículo a la red

El uso de baterías de automóviles eléctricos ayuda a responder a la cuestión del almacenamiento de energía renovable. Por lo tanto, el desarrollo de la última naturalmente acompaña la adopción masiva de los vehículos eléctricos y viceversa.

Autobuses eléctricos "hechos en Marruecos"

Junto a estas obras, Marruecos pronto producirá la última generación de autobuses eléctricos. Recientemente se firmó un acuerdo entre la Banque Centrale Popular (BCP) de Marruecos y el chino Yangtsé industrial. Esta unidad de producción de alta tecnología le costará al país 1,2 millones de dirhams, o alrededor de 110 millones de euros.

BCP y el banco chino ICBC acordaron financiar treinta proyectos de inversión chinos en Marruecos y el África subsahariana, después de la visita a China por el rey Mohammed VI.

Marrakech también debe disfrutar del COP22 para poner en explotación de los autobuses turísticos eléctricos, proporcionada por la empresa española Alsa.

Del COP 21 al COP 22

La COP22 continuará lo empezado en la COP21 en la que se lograron avances importantes. Debe ser la reunión de la acción para llevar a cabo las diferentes prioridades recogidas en el Acuerdo de París, incluidas las relativas a la adaptación, la transparencia, la transferencia de tecnología, la atenuación, la creación de capacidad, las pérdidas y los daños.

Animar a los países a comprometerse con la economía de bajo carbono

Los países firmantes del acuerdo de París deben desarrollar sus planes nacionales de adaptación. Para Nizar Baraka, presidente del comité científico de la Cop22, “tenemos que animar a nuestros países a participar de una manera fuerte en los sectores relacionados con la economía verde [y también con la economía azul] con el objetivo de aprovechar las oportunidades de crecimiento y puestos de trabajo relacionadas con ellas”.

Se trata también de preservar la sostenibilidad de nuestros modelos de desarrollo y de mejorar el acceso y las condiciones de uso y desarrollo de tecnologías verdes.

Hacia la 22a reunión de la Conferencia de las Partes (COP22)

La secretaría de la CCNUCC fue establecida en Ginebra después de su entrada en vigor en 1994. Ha sido localizada de nuevo en Bonn, después de la COP1 organizada en Berlín en 1995.

Desde entonces, se llevaron a cabo 21 Conferencias de Partes. La vigésimo segunda tendrá lugar en Marrakech, Marruecos, del 7 al 18 de noviembre de 2016.

Partes con objetivos comunes pero diferenciados

Hoy en día, la Convención cuenta con 197 Partes (196 Unidos y la Unión Europea). Palestina fue el último Estado en adherirse a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en marzo de 2016.

El primer acuerdo climático universal sobre el clima fue adoptado por unanimidad en la COP21, celebrada en diciembre de 2015 en París.

Este acuerdo tiene como objetivo mantener el calentamiento por debajo del límite de los 2ºC, con respecto a los niveles preindustriales (1880-1899). Para ello, los Estados han establecido el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 50% para el 2050 y el 100% para el año 2100.

El texto del Acuerdo de Paris fue aprobado el 12 de diciembre de 2015 por 195 países.

Marruecos y las energías renovables

Marruecos, cuyas emisiones de gases de efecto invernadero son muy bajas, adopta, desde el año 2009, una política proactiva y ambiciosa en el campo de las energías renovables. Por lo tanto, el Reino aspira a alcanzar una producción del 52% de su capacidad electricidad, gracias a las energías renovables para el año 2030.

Para conseguir dichos objetivos, el país cuenta con diversas ventajas, teniendo en consideración que Marruecos goza de 300 días de sol al año; el promedio de velocidad del viento, que pesa mucho en este sentido, es 9 m/s en las zonas costeras, sin olvidar los recursos hidráulicos no despreciables.

Estas fortalezas han llevado, en particular, a la creación de la imponente central solar Noor en la región de Ouarzazate y llevar a cabo a varios parques eólicos, entre ellos el de Tarfaya, que es el más grande en toda África. En el marco hidráulico, la construcción de nuevas presas ha sido transformada de 139, en 2015, a 170 presas grandes en 2030.

Los grandes proyectos de Marruecos

Marruecos inició las obras que le permiten cumplir su visión con objetivos determinados: aumentar la cuota de energías renovables al 42% y mejorar la eficiencia de usos energéticos en un 12% para el año 2020.

La parte de energía producida de las energías renovables en Marruecos en 2030, será del 52%.

Para realizar esto, Marruecos creó una agencia dedicada a las energías renovables y la eficiencia energética (ADEREE) y la Agencia Nacional de Energía Solar (MASEN). Ha legislado también en materia de energía renovable y eficiencia energética, además de crear un fondo especializado en el mismo campo.

4

Infografía del periódico TelQuel con los proyectos de energía solar y eólica.

Parques eólicos

El objetivo del proyecto de energía eólica en Marruecos es el establecimiento de una capacidad de producir 2000 MW anualmente para 2020, lo que corresponde al 26% de la producción actual de electricidad del Reino. Así, el país evitará la emisión de 5,6 millones de toneladas de CO2 al año.

Los lugares identificados para establecer este proyecto son: Tánger, Jbel Lahdid, Taza, Midelt, Tiskrad y Bojador.

Los parques existentes de Tantán (2013), Tarfaya (2015), Laayoune (2013), Tánger (2010) y Essaouira (2007) generan respectivamente: 101,87 MW; 300 MW; 50,6 MW, 140 MW, y 60 MW.

Parques solares

5

Planta solar de Ouarzazate.

El Programa "NOOR" se llevará a cabo mediante la construcción de cinco plantas de energía solar, con una capacidad total de 2.000 MW, en 2020. El complexo de este proyecto se establecerá en las regiones de Ouarzazate, Ain Bni Mathar, Foum Al Oued, Boujador y Sebkhat Tah.

La primera fase del proyecto en Ouarzazate, Noor I, fue inaugurada por Su Majestad Mohammed VI el jueves 4 de febrero de 2016. Esta central planta tiene una superficie de 450 hectáreas. Cuando concluyan los trabajos, el programa evitará la emisión de 3,7 millones de toneladas de CO2 al año.

Conversaciones: