Híbridos y Eléctricos

MÁS DE 7.400 UNIDADES ESTE AÑO

Las matriculaciones de coches eléctricos en España aumentan un 63% en septiembre

Las matriculaciones de turismos eléctricos alcanzó el pasado mes de septiembre las 795 unidades y acumulan ya 7.470 entre enero y septiembre.

Las matriculaciones de coches eléctricos en España aumentan un 111% en septiembre
Las matriculaciones de coches eléctricos en España aumentan un 111% en septiembre

Las ventas de turismos eléctricos puros crecieron en septiembre un 63% respecto al mismo mes del año anterior, hasta alcanzar un total de 795 unidades matriculadas. Según datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM), las matriculaciones de coches eléctricos han alcanzado las 7.470 unidades entre enero y septiembre, lo que significa un aumento del 111% respecto al mismo periodo del año pasado.

A pesar de las buenas cifras en comparación con el año anterior, no hay que dejar de tener en cuenta una obviedad y es que la cuota de coches eléctricos sigue siendo muy baja: apenas representan el 0,9% de las matriculaciones totales de turismos. El 59% de los turismos eléctricos matriculados hasta septiembre se han destinado a flotas, con 4.428 unidades, una cifra que supone un incremento del 94% si lo comparamos el año pasado.

El canal de particulares, por su parte, registró un incremento del 66,5% en septiembre, hasta alcanzar las 268 unidades. En el acumulado del año, los particulares han comprado un 145% más de coches eléctricos que en la misma fecha de 2018, sumando un total de 2.587 unidades. A pesar de que las ventas siguen creciendo, el principal escollo de los coches eléctricos para conseguir popularizarse en los hogares españoles sigue siendo el elevado precio de adquisición, no apto para todos los bolsillos, y el hecho de poder recargarlos en casa (algo que no siempre es posible).

El renting es el canal más desfavorecido

El canal de alquiladores (o renting) es el más desfavorecido en septiembre en términos de volumen, con tan solo 26 turismos eléctricos matriculados. No obstante, en lo que va de año acumulan un 129% de crecimiento, con 455 unidades matriculadas. La razón del poco éxito en este canal hay que encontrarla en las condiciones del plan Moves, que obliga a achatarrar un vehículo de más de 10 años para acceder a las ayudas; una condición que perjudica a las empresas alquiladoras, cuyas flotas tienen edades muy inferiores.

El uso compartido impulsa las matriculaciones de motos eléctricas y suben las furgonetas

Por otro lado, los datos reflejan cómo las plataformas privadas de movilidad compartida, principalmente en Madrid y Barcelona, están activando el mercado de vehículos eléctricos de dos ruedas, especialmente de ciclos y motos. Las matriculaciones de los primeros crecieron un 57% hasta septiembre, con un total de 4.364 unidades, mientras que las motos experimentaron una subida del 29%, superando las 3.470 unidades en lo que va de año.

coup-madrid-motosharing

Los vehículos eléctricos de dos ruedas tienen un gran filón en las plataformas de movilidad compartida.

Asimismo, en septiembre también crecieron las matriculaciones de furgonetas eléctricas (+32%), hasta alcanzar las 133 unidades en septiembre. 

Los fabricantes necesitan reducir su media de emisiones

El año que viene comenzará a aplicarse la normativa europea por la cual se establece que el 95% de todos los vehículos que matricule cada fabricante en Europa deberá emitir de media un máximo de 95 gramos de CO2 por kilómetro. Algunos fabricantes como Kia han tomado la drástica medida de no vender más coches híbridos enchufables ni eléctricos este año con tal de acumular matriculaciones para el año que viene, y con el objetivo de esquivar las millonarias multas que puede imponer la Unión Europea.

El próximo año, un fabricante que matricule 500.000 vehículos y supere en 1 gramo de CO2 su media establecida (el máximo nunca puede superar los 95 g/km pero no es el mismo para todos los fabricantes, ya que se pondera dependiendo de la masa media de los vehículos que vende), tendrá que hacer frente a una multa de 47.500.000 de euros.

Conversaciones: