Híbridos y Eléctricos

ANESDOR

El mercado de la moto eléctrica (5%) “acelera” más que el del coche eléctrico (1%)

Anesdor pide más infraestructuras de recarga para las motos eléctricas en las ciudades.

El mercado de la moto eléctrica (5%) “acelera” más que el del coche eléctrico (1%).
El mercado de la moto eléctrica (5%) “acelera” más que el del coche eléctrico (1%).

La Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) ha reclamado que se instalen más puntos de recarga para las motos eléctricas en las ciudades, como medio alternativo a los automóviles y como un "aliado fundamental" para la transformación de la movilidad.

Según destaca la asociación, la moto eléctrica tiene una serie de ventajas respecto a otros vehículos de propulsión eléctrica tanto en el 'sharing' como a nivel particular. Mientras que otros vehículos como el coche eléctrico no copan ni el 1% del mercado, en el caso de la moto eléctrica, la penetración se sitúa por encima del 5% en lo que va de año.

Además, Anesdor resalta que las motos son un vehículo más económico y el aumento de precio de la tipología eléctrica no es tan alto si se compara con el de un automóvil. El hecho de que puedan conectarse a enchufes convencionales y las baterías sean extraíbles también ayuda al usuario.

"La moto eléctrica es un vehículo perfecto para circular por ciudad. Combina las ventajas ambientales que presenta la tecnología eléctrica y las de movilidad intrínsecas de la moto: contribución a la descongestión del tráfico, reducción de los tiempos de desplazamiento y ahorro económico para los usuarios tanto en la adquisición como en el mantenimiento", señaló el secretario general de Anesdor, José María Riaño.

No obstante, Riaño subrayó que en el ámbito urbano la gran mayoría de las motos de combustión que circulan son pequeñas, con consumos por debajo de los dos litros, lo que las convierte en vehículos "extremadamente eficientes" y con una huella ambiental "muy baja" en comparación con otros medios de transporte.

"La transición ecológica es imperativa en el futuro de la sociedad, pero su evolución en el sector de la automoción debe estar coordinada con la industria para que no repercuta de forma negativa en la economía. Solo mediante políticas ordenadas y a largo plazo será posible enfrentar con solvencia los retos de mejorar la calidad del aire y el cambio climático que todos compartimos", afirmó Riaño.

Asimismo, hizo hincapié en que todavía faltan infraestructuras de recarga en las ciudades. La moto eléctrica es un fenómeno relativamente nuevo pero los municipios ya cuentan con información suficiente para identificar las zonas, normalmente el centro de las ciudades, donde instalar puntos de recarga es más necesario. Mejorar en este ámbito es clave para que esta tecnología se popularice", sentenció.

Conversaciones: