Híbridos y Eléctricos

ESTADOS UNIDOS

Nissan pone en marcha su nueva fábrica de baterías

La mayor planta de baterías de iones de litio para coches de Estados Unidos, ya está trabajando para equipar al Nissan LEAF 2013, 100% eléctrico y de cero emisiones.
Nissan pone en marcha su nueva fábrica de baterías

Al cumplirse dos años desde el inicio de las ventas del Nissan LEAF en Estados Unidos, la compañía acaba de anunciar la apertura de la mayor fábrica de baterías de iones de litio para coches de Estados Unidos, en Smyrna, Tennessee. Esta fábrica, construida para suministrar baterías al Nissan LEAF 2013, es una de las tres plantas de estas características que existen actualmente gestionadas por un fabricante de automoción.

Nissan ha entregado más de 18.000 LEAF a clientes de Estados Unidos, y más de 46.000 unidades en todo el mundo, lo cual convierte a este modelo en el vehículo 100% eléctrico con más éxito de la historia.

Las primeras baterías fabricadas en sus instalaciones ya han completado el proceso de producción y están listas para recibir su primera carga. La moderna fábrica es capaz de aumentar su producción de módulos hasta llegar a las 200.000 baterías al año, ajustándose de la demanda del mercado. Estas baterías serán la fuente de alimentación del Nissan LEAF eléctrico y también de futuros vehículos que puedan incluirse en la gama.

La nueva planta de baterías está situada junto a la instalación de montaje de vehículos que Nissan ya tiene en Tennessee y que ha sido remodelada para incluir la producción del Nissan LEAF. Gracias a la producción del Nissan LEAF y sus baterías, ya se han creado más de 300 puestos de trabajo. Dado que los procesos de producción de baterías y de montaje del LEAF se expandirán para adaptarse a la demanda, se podrían generar hasta 1.000 puestos de trabajo adicionales.

El Nissan LEAF se fabrica en la misma cadena que el Altima y el Maxima, así que será posible ajustar el volumen de producción de cada uno de estos vehículos para adaptarse a la demanda. El Nissan LEAF de 2013 incluirá avances tecnológicos y cambios que se anunciarán más adelante.

La reciente ampliación de las instalaciones forma parte de la estrategia de Nissan de localizar la producción de modelos clave. Para 2015, Nissan tiene el objetivo de producir en Norteamérica el 85% de los productos Nissan e Infiniti vendidos en Estados Unidos. Nissan, inmersa en el lanzamiento de cinco modelos clave en un periodo de 15 meses, registrará en Estados Unidos ventas récord en 2013, tras un año en el que han salido al mercado nuevos modelos como Altima, Sentra y Pathfinder.

La construcción de la fábrica de baterías y la actual modificación de las instalaciones de producción en Smyrna representan una inversión total de 1.700 millones de dólares. El proyecto viene avalado por un préstamo de 1.400 millones de dólares del Departamento de Energía de Estados Unidos.

Este préstamo se concedió en el marco del Programa de Préstamos para la Fabricación de Vehículos de Tecnología Avanzada, autorizado por el Congreso como parte de la Ley de Independencia Energética y de Seguridad de 2007. El programa está diseñado para acelerar el desarrollo de vehículos y tecnologías que aumenten la independencia energética de Estados Unidos, creen medios de transporte más limpios y estimulen a la economía estadounidense.

 

Conversaciones: