Híbridos y Eléctricos

MURCIA IMPULSA EL ALQUILER DE MOTOS ELÉCTRICAS

Nuevo impulso al Proyecto Electra

Murcia sigue trabajando en su objetivo por implantar la motocicleta eléctrica en el entorno urbano. Un encuentro en Barcelona ha servido para abordar y ahondar en la importancia de la electromovilidad.

En el marco del Proyecto Electra (Electric City Transport), el ayuntamiento de Murcia a través de su Agencia Local de Energía (ALEM),  sigue avanzando con su plan de implantación de un sistema público de alquiler de motocicletas eléctricas en el ámbito urbano.

La idea es poder facilitar y simplificar el acceso de los ciudadanos al alquiler de motos eléctricas o al uso de sistemas tipo sharing como el MOTIT, que funciona actualmente en el centro de Barcelona y cuenta con el apoyo de su administración local.

El proyecto Electra está consiguiendo involucrar a diferentes agentes sociales de interés en el ámbito de la movilidad, tanto a nivel local, como regional y nacional. La sede del RAAC en Barcelona ha acogido la última reunión del proyecto.

Esta primera reunión nacional de apoyo al proyecto Electra tuvo como entidad organizadora a BCNecologia, Agència d'Ecologia Urbana de Barcelona, la cual participa junto con ALEM, la Agencia Local de Enertgía del Ayuntamiento de Murcia, como únicos dos socios españoles del Proyecto.
 
Esta reunión ha servido para estrechar lazos de colaboración entre administración local, entidades públicas y el resto de agentes implicados en el campo de la movilidad eléctrica en España.

Los objetivos del proyecto fueron los temas a abordar, pero haciendo especial hincapié en los desafíos que tiene que superar todavía la movilidad eléctrica en la sociedad. También se subrayó la importancia de extrapolar los resultados del Proyecto y el modelo de implantación que resulte, a otras ciudades europeas.

El tema de la implantación de la electromovilidad en las ciudades en general, y más concretamente de un sistema de sharing de motos eléctricas, fue otro de los asuntos a tratar, y que generó un debate en el que se plantearon e identificaron las oportunidades y también las debilidades asociadas a la movilidad eléctrica. Así, algunas de las conclusiones a las que se llegaron fueron las siguientes:

  • La necesaria implicación y participación público-privada en la implantación inicial y expansión posterior del vehículo eléctrico y las infraestructuras asociadas al mismo.
  • La necesidad de garantizar la recarga al usuario con un mayor despliegue de la red de puntos facilitando su instalación en las viviendas particulares, mayor difusión y campañas de comunicación que ayuden a dar a conocer las ventajas de este tipo de vehículos.
  • La necesidad de fabricar vehículos más competitivos y que resulten rentables a las empresas fabricantes.
  • En los países mediterráneos existe cierta dificultad para abandonar la propiedad de los bienes que consumimos (en este caso el medio de transporte) para sustituirla por su uso compartido (sistemas de sharing).
  • La necesidad de una cuidada planificación del servicio para evitar empeorar unas cifras de accidentalidad ya demasiado elevadas en el caso de la moto.
  • Importancia de un buen mantenimiento de la flota de vehículos eléctricos por parte de las empresas proveedoras de los servicios de sharing/renting.
  • Es conveniente la integración tarifaria y la potenciación de la intermodalidad que permita combinar el uso de la moto integrándola en una estrategia de movilidad sostenible que promocione sobre todo un mayor uso del transporte público.
Conversaciones: