PARA EL AÑO 2025

El plan estratégico de Volvo incluye un 50% de ventas de coches eléctricos

Volvo contempla que la mitad de sus ventas anuales corresponda a vehículos eléctricos para el año 2025, mientras que un tercio será de modelos con sistemas de conducción autónoma.

El plan estratégico de Volvo incluye un 50% de ventas de coches eléctricos en 2025.
El plan estratégico de Volvo incluye un 50% de ventas de coches eléctricos en 2025.

Volvo ha presentado su nuevo plan estratégico hasta mediados de la próxima década, que contempla que la mitad de sus ventas anuales corresponda a vehículos eléctricos, mientras que un tercio será de modelos con sistemas de conducción autónoma. Este plan estratégico permitirá a la firma convertirse como un actor "líder" en el negocio automovilístico mundial y señaló que la mitad de todos sus modelos contará con un servicio de suscripción para sus clientes.

Volvo Cars apuntó que estas iniciativas transformarán la conexión con su base de clientes, con el objetivo de alcanzar más de 5 millones de relaciones directas con clientes para mediados de la próxima década, como una forma de obtener nuevos ingresos para la empresa.

"Las expectativas de nuestros clientes están cambiando rápidamente. Esto significa que Volvo Cars también está cambiando rápido. Estas iniciativas ayudarán a transformar a Volvo de una compañía puramente automovilística a ser un proveedor de servicios directos a clientes", subrayó el presidente y consejero delegado de la firma, Hakan Samuelsson.

Objetivos financieros

Por otro lado, la empresa prevé generar para dicho período un nivel de rentabilidad "en línea" con el de otros fabricantes de vehículos del segmento premium, para lo que se basará en el incremento de sus ventas y de su facturación en sus tres regiones clave.

Volvo destacó que a este objetivo de aumento de la rentabilidad también contribuirá su amplia gama de productos y la llegada de nuevas compañías de servicios de transporte con tecnología de conducción autónoma.

Otros aspectos que apoyarán la evolución de la empresa en los próximos años serán los menores costes de suministro, el contar con economías de escala y con costes compartidos de desarrollo, de la mano de la marca Polestar y de Lynk.

Conversaciones: