Híbridos y Eléctricos

COMBUSTIBLES ALTERNATIVOS

La planta de Audi e-gas certificada para estabilizar el suministro eléctrico

La planta de Audi e-gas de Wertle (Alemania) cuenta ahora con la certificación necesaria para poder participar en lo que se conoce como el mercado de ajustes del sistema eléctrico.

La-planta-de-Audi-egas-estabiliza-el-suministro-electrico

La planta de Audi e-gas en la ciudad de Werlte, en la Baja Sajonia, produce combustible neutro en emisiones de CO2, a la vez que también contribuye a estabilizar la red pública energética. Después de haber completado con éxito una secuencia de pruebas, la planta cuenta ahora con la certificación necesaria para poder participar en lo que se conoce como el mercado de ajustes del sistema eléctrico.

En el mix alemán de energía eléctrica, la cuota de las energías renovables está creciendo rápidamente; esta cuota ya alcanza alrededor de un 33 por ciento en la primera mitad de 2015. Sin embargo, la expansión regional de las plantas eólicas y fotovoltaicas de generación de energía conduce a fluctuaciones de carga cada vez mayores; es por ello importante disponer de consumidores lo suficientemente flexibles, como es el caso de la planta de Audi e-gas, para amortiguar los posibles picos de carga y, de este modo, estabilizar las redes de energía.

Audi-egas_02

La planta de Audi e-gas en Werlte (Emsland) también está capacitada para responder ante ligeros cambios de carga en la red eléctrica, e incluso contribuir a equilibrarlos. Gracias a ello la planta ha sido admitida por el operador energético Tennet TSO. Entre los requisitos, la planta tenía que ser capaz de extraer 6 megavatios de energía de la red en apenas cinco minutos, tal y como prescriben los protocolos de carga establecidos. Superando estos test, la planta de Audi e-gas ha sido certificada para poder participar en lo que se conoce como el mercado de ajustes del sistema eléctrico, que está organizado por los operadores de energía. Esto significa que la planta puede ahora fijarse mayores objetivos anuales de tiempos de funcionamiento, lo cual beneficia tanto a las redes de energía como a la cantidad de Audi e-gas que esta produce.

Audi-egas_03

La planta de Audi e-gas en Werlte, que produce metano sintético (Audi e-gas) a partir de agua y CO2, utilizando para ello electricidad generada eólicamente, se puso en marcha en 2013. Los clientes de Audi pueden repostar Audi e-gas con una tarjeta especial en las estaciones de servicio de CNG, y Audi alimenta con cantidades equivalentes de Audi e-gas la red alemana de gas natural. El Audi A3 Sportback g-tron con 110 CV (81 kW) de potencia ya está actualmente disponible en los concesionarios, y el Audi A4 Avant g-tron de 170 CV (125 kW) se añadirá a la gama el próximo año.

Proyectos

Adicionalmente a la producción de Audi e-gas en múltiples plantas, la marca de los cuatro aros está trabajando en un amplio frente de desarrollos de combustibles alternativos, todos ellos con balance neutro en emisiones de CO2. A principios de 2015, la planta piloto en Dresden, operada por Sunfire (socio de Audi en el proyecto) puso en marcha la producción del combustible sintético Audi e-diesel. Audi está también involucrada en la realización de una investigación conjunta para la fabricación de Audi e-gasolina con la compañía francesa Global Bioenergies.

En otro proyecto, la marca de los cuatro aros trabaja conjuntamente con la compañía estadounidense Joule Unlimited Technologies, experimentando con microorganismos a partir de los cuales producir los combustibles sintéticos Audi e-diesel y Audi e-etanol. En el campo del e-gas, Audi está también trabajando con un socio para desarrollar un nuevo método de producción en el cual el proceso de metanización se efectúa a través de métodos biológicos.

Conversaciones: