EN SU PLANTA DE LEIPZIG

Porsche invertirá 600 millones de euros para fabricar el Macan eléctrico

Porsche invertirá 600 millones de euros en su planta de Leipzig para fabricar la próxima generación del Macan que será totalmente eléctrica y llegará al mercado en 2022.

Porsche invertirá 600 millones en su planta de Leipzig para fabricar la próxima generación del Macan.
Porsche invertirá 600 millones en su planta de Leipzig para fabricar la próxima generación del Macan.

Porsche invertirá más de 600 millones de euros en el quinto proyecto de expansión de su centro de Leipzig (Alemania), con el fin de adaptar la factoría a la fabricación de los futuros modelos eléctricos de la compañía, entre los que destaca la próxima generación del Macan.

La compañía ha celebrado la ceremonia de inicio de los trabajos de ampliación de la planta de Leipzig, que contemplan la construcción de un nuevo taller de carrocerías con una superficie de 75.000 metros cuadrados, donde se producirá a partir de 2020 la nueva generación del Macan, que será totalmente eléctrica y llegará al mercado en 2022.

El responsable de Producción de la firma, Albrecht Reimold, afirmó que Porsche decidió establecer una planta en Leipzig en 1999 y resaltó que desde que se pusiera en marcha el centro, en febrero del año 2000, ha invertido más de 1.300 millones de euros en este.

"Estamos reforzando de forma considerable nuestra instalación en Sajonia y nos estamos asegurando de que está en la mejor posición posible para manejar los conceptos de movilidad del futuro y las expectativas de los clientes", aseguró.

Este proyecto permite a la factoría adaptarse a la fabricación de vehículos 100% eléctricos sobre la línea de producción existente en la que se montan modelos de gasolina y también híbridos. Así, a principios de la próxima década se empezará a fabricar ahí la nueva generación del Macan, con tecnología eléctrica.

En la actualidad, este centro productivo cuenta con una plantilla que se sitúa en cerca de 4.300 trabajadores que se dedican a la fabricación de los Porsche Panamera y Macan y también de algunas carrocerías para Bentley.

El estado federal de Sajonia se está convirtiendo en una zona estratégica para los fabricantes de automóviles eléctricos alemanes. BMW también fabrica su modelo eléctrico i3 en Leipzig, mientras que la fábrica de Cristal de Volkswagen produce la versión eléctrica del Golf en Dresden y CATL abrirá su fábrica de baterías en Erfurt, en la vecina Turingia.

Conversaciones: