Híbridos y Eléctricos

IONITY PASSPORT

Ionity lanza un programa de suscripción anual con recargas más baratas a 0,35 €/kWh

Ionity Passport es la nueva modalidad de suscripción de Ionity, mediante la cual ofrecerá recargas ultra rápidas a 0,35 €/kWh a cambio de una cuota mensual de 17,99 euros durante 12 meses.

bmw-i4-edrive40-ionity_portada
BMW i4 recargando en un puesto de Ionity

Ionity es la red de recarga rápida para coches eléctricos más cara de todas, hasta el punto de que cada kilómetro puede salir más caro que con un coche de gasolina ciertamente glotón. Para intentar revertir esa situación, ahora lanza un nuevo sistema de suscripción mediante el cual ofrecerá las recargas a un coste menor, aunque no acaba ahí la cosa.

Bajo el nombre Ionity Passport, la compañía pretende ofrecer a todos los conductores de coches eléctricos la oportunidad de recargar en cargadores rápidos de Ionity a un precio más asequible que hasta ahora, y también más parejo con el resto de la competencia. Hasta ahora, solamente tenían tarifa reducida los clientes de un coche eléctrico perteneciente a alguna de las marcas que participan en el consorcio Ionity (Audi, BMW, Ford, Hyundai, KIA, Mercedes-Benz, Mini, Porsche, Skoda y Volkswagen) y que además tuvieran el contrato en vigor.

Los clientes que contrate la nueva modalidad de suscripción Ionity Passport pagarán 0,35 euros por kWh, un precio parejo al resto de proveedores, que ofrecen la recarga rápida a precios que oscilan entre 0,30 y 0,45 €/kWh la mayoría de ellos. Ahora bien, como decíamos al principio se trata de un sistema por suscripción con carácter anual: la suscripción cuesta 17,99 euros al mes, que son 215,88 euros al año. Esta es la cuota fija obligatoria para disfrutar de recargas super rápidas a 0,35 €/kWh.

Ionity dice en su página web que esta modalidad es ideal para usuarios que hagan "recargas frecuentes en carretera". El registro se lleva a cabo mediante el teléfono móvil y el pago de la recarga, a través de la aplicación de Ionity.

Porsche Taycan recargando en Ionity

Porsche Taycan recargando en un cargador de Ionity.

La pregunta que cabe hacerse es la siguiente: ¿merece la pena? La respuesta dependerá, fundamentalmente, de la cantidad de kilómetros que se hagan por carretera anualmente y las recargas rápidas que se vayan a hacer. Un usuario que haga 200 kilómetros diarios entre semana, al final del año habrá hecho algo más de 52.000 kilómetros, pero si cada día sale de casa -o del trabajo- con carga suficiente en la batería, no necesitará hacer ninguna recarga en la carretera.

En cualquier caso, si dividimos el coste de la suscripción anual entre los 0,79 €/kWh que cuesta normalmente la recarga en Ionity, resulta que la cuota fija anual equivale a recargar 273,26 kWh a precio estándar, que se podría traducir en aproximadamente 1.400 kilómetros recorridos y unas 5,5 recargas de 50 kWh cada una. Si no queremos, no podemos o no necesitamos aprovechar todo el potencial de Ionity (recordemos que ofrecen hasta 350 kW de potencia), la mayoría del resto operadores ofrecen precios inferiores por kWh sin ningún tipo de cuota anual, eso sí, con potencias de carga también inferiores. Por citar algunos ejemplos, la recarga rápida a 150 kW cuesta 0,30 €/kWh en un Supercargador Tesla (sólo apto para coches Tesla); 0,40 €/kWh en un cargador de Iberdrola; 0,49 €/kWh en uno de Wenea; y 0,54 €/kWh en uno de Repsol.

Conversaciones: