Híbridos y Eléctricos

EL PRECIO DEL LITIO HA CAÍDO UN 30%

La producción de litio supera por mucho la demanda actual de las baterías para coches eléctricos

La ralentización del mercado chino, el primer mercado mundial de coches eléctricos, ha provocado que la demanda de litio haya caído y, con ello, el precio de este preciado mineral.

litio
litio

Los productores de litio están acumulando grandes reservas de su preciado mineral en vistas a una inminente explosión en la demanda, que sin embargo no parece que vaya a llegar en el corto plazo. El litio es uno de los materiales con mayor potencial de explotación debido a su aplicación en las baterías de los vehículos eléctricos, sin embargo su demanda está siendo menor de la esperada.

Una de las respuestas la encontramos en China, el mayor mercado mundial, donde las ventas de coches nuevos se han ralentizado (que no disminuido) y, con ello, la demanda de coches eléctricos. La desaceleración del mercado chino unido al exceso de producción ha provocado que el precio del litio se desplome un 30% en los últimos meses. Las malas cifras de ventas de coches eléctricos en China han puesto de manifiesto una desaceleración a nivel general que, junto al exceso de oferta, se ha convertido en un problema.

Los productores de litio habían previsto una generalización masiva del coche eléctrico más numerosa, y más temprana en el tiempo, a lo que se había unido la presión de los fabricantes, de forma que han estado explotando las minas a un ritmo muy superior al que actualmente exige la demanda. Tanto que, por ejemplo, en Australia (primer productor mundial) se han abierto seis minas desde el año 2017. Sin embargo, la desaceleración china (en el primer trimestre las ventas han crecido un 90% respecto al año anterior, pero es menos de lo esperado) parece estar retrasando la llegada del boom eléctrico.

Los productores de litio estiman que los vehículos eléctricos despegarán dentro de algunos pocos años. Para 2025, la Asociación Australiana de Empresas mineras y de exploración estima el mercado de la extracción de litio en 20.000 millones de dólares, en comparación con 43.000 millones de los productos refinados y los 424.000 millones del negocio de las baterías. A pesar de que las perspectivas a medio y largo plazo parecen sólidas, algunos productores están viendo reducidos sus beneficios a corto plazo.

A principios de este año, la belga Umicore S.A., el mayor fabricante de cátodos de iones de litio del mundo, revisó a la baja su previsión de beneficios para este año, citando una menor demanda y el cierre de los sistemas de almacenamiento de energía en Corea del Sur. Si bien Umicore espera "un crecimiento significativo" tanto en ingresos como en beneficios para 2020, sus previsiones de ventas (100.000 toneladas en 2019 y 175.000 en 2021) sufrirán un retraso de 12 a 18 meses. Otras mineras de litio importantes como Albemarle Corp. y Livent Corp. también han hecho referencia al debilitamiento de la demanda y los bajos precios como la causa de la merma del negocio y los retrasos en la producción.

Sin embargo, esta situación no está reñida con unas previsiones halagüeñas a más largo plazo, y es que Australia (primer productor mundial) espera aumentar su producción aproximadamente un 23 por ciento en los próximos dos años. Por su parte, el Ministro de Minería de Chile, Baldo Prokurica, dijo que su gobierno andaba buscando duplicar la producción de su país en los próximos cuatro años.

Entre mediados de 2015 y mediados de 2018, los precios del litio casi se triplicaron cuando la flota mundial de vehículos eléctricos alcanzó el hito de los 5 millones de coches, y la industria automotriz comenzó a inquietarse por el suministro de esta materia prima. Ahora, sin embargo, los productores se enfrentan a una situación inversa, ya que a la bajada del precio se suma una disminución en la capacidad para convertir el material extraído en litio apto para su aplicación en la industria.

Conversaciones: