Híbridos y Eléctricos

ENDESA Y CIRCE PRESENTAN

Endesa y CIRCE presentan por primera vez en España la carga rápida sin cables para vehículos eléctricos

La inducción en carga rápida ya es posible, gracias a este proyecto desarrollado entre CIRCE y Endesa, que permite cargar el 80% de la batería del coche eléctrico en 15 minutos.

Endesa y la CIRCE han presentado por primera vez en España el primer sistema de recarga sin cables de vehículos eléctricos que permite cargar el 80% de las baterías en 15 minutos. El evento se ha celebrado en la sede de CIRCE y ha contado con la participación del Consejero de Industria en Aragón, Arturo Aliaga, el Director General de Endesa en Aragón, Jaime Gros, y el Director General de CIRCE, Antonio Valero, entre otros.
 

Este nuevo sistema permite al usuario cargar su vehículo sin la necesidad de bajarse del vehículo, y cuenta con la ventaja de tener un amplio de margen de desalineamiento entre las bobinas emisora y receptora.

La tecnología de inducción es un sistema complementario a los sistemas de carga de vehículo eléctrico convencionales, que permite realizar la misma sin necesidad de conectar físicamente ningún equipo.
 
Con la tecnología de inducción el proceso de carga se reduce a que el usuario únicamente tiene que colocar su vehículo eléctrico, dotado de un elemento receptor bajo el coche, sobre una plataforma de carga ubicada en el suelo. Cuando el emisor detecta que el coche se ha situado encima, se conectan de forma inalámbrica y comienza la transferencia de energía. El proceso termina de forma automática cuando se cumplen las condiciones del servicio, si se interrumpe el proceso de forma manual, o al mover el coche y alejarse del punto de recarga.
 


VENTAJAS SOBRE LOS SISTEMAS CONVENCIONALES
A pesar de que la transferencia de energía mediante inducción ya se conocía, el sistema diseñado por CIRCE ha superado las barreras tecnológicas que frenaban su aplicación a la carga de vehículos eléctricos.
 
En primer lugar se ha conseguido que la carga a altos niveles de potencia sea totalmente segura, tanto para el usuario como para los equipos. De este modo se ha conseguido mantener las emisiones a niveles muy inferiores al límite permitido.
 
Por otro lado este nuevo diseño permite que el emisor del vehículo no necesite alinearse con precisión con el emisor, posibilitando un desalineamiento del 30% para que el emisor detecte que el vehículo se encuentra encima, comenzando la transferencia de energía.
 
Junto a estas características, el nuevo sistema representa un aumento de la comodidad en el proceso de carga, al evitar el uso del cable tradicional. Además, al estar soterrada, la estación de recarga puede ser fácilmente integrada en cualquier sitio, minimizando el impacto visual y protegiéndola contra el vandalismo y la climatología.
 
GRAN NÚMEROS DE APLICACIONES
Una vez desarrollada la tecnología base presentada hoy, se podrá incorporar y adaptar para las distintas necesidades de carga estática, como por ejemplo, en el transporte público.
 
Autobuses, taxis, tranvías, camiones de basura y flotas urbanas en general, son medios de transporte que tienen paradas periódicas en ubicaciones concretas. Los equipos inductivos de carga rápida permiten realizar en cortos espacios de tiempo, cargas parciales suficientes para recorrer la distancia existente entre varias paradas, eliminando cables aéreos y reduciendo el coste y peso de las baterías utilizadas.

UNA TECNOLOGIA CON MUCHOS AÑOS DE INVESTIGACIÓN
La experiencia de CIRCE en el acoplamiento inductivo se remonta a mucho antes de su fundación, pues algunos de sus investigadores  ya se encontraban trabajando en la década de los 70 y 80, y participaron en el desarrollo de las primeras cocinas inductivas.
 
Posteriormente, los conocimientos adquiridos en esta materia sirvieron para trasladar esta tecnología a la carga de vehículos. Los primeros modelos eran de baja potencia y no contemplaban los apantallamientos puesto que esas bajas potencias no entrañaban reisgo para las personas.

 

Conversaciones: