Híbridos y Eléctricos

RESULTADOS SORPRENDENTES

Los coches eléctricos chinos se hacen fuertes con cinco estrellas de seguridad Euro NCAP

Los fabricantes chinos están eliminando cualquier posible inconveniente para las ventas. La seguridad ya no supone una desventaja a la hora de optar por un coche eléctrico chino. El mercado se revoluciona.

BYD-Atto-3-Euro-NCAP
Los test Euro NCAP están demostrando que los chinos se han puesto rápidamente al día

Pocas dudas quedan por desvanecerse con respecto al coche chino. En apenas unos años no sólo la oferta ha crecido en el viejo continente, sino que también se pierden los pocos argumentos contrarios a su llegada. La seguridad ya no supone ningún problema para ellos, tal y como está demostrándose en las últimas pruebas Euro NCAP. La recuperación ha sido excelente, tanto que asusta a los fabricantes tradicionales que ven como su posición en el continente puede desvanecerse rápidamente por una oferta que les lleva años de ventaja.

Los objetivos medioambientales de la Unión Europea han abierto las puertas a los fabricantes asiáticos. Sin embargo, pocos podían prever una respuesta como la que está sucediendo. Todavía es pronto, pero el panorama es crítico para algunas marcas. Lo que antiguamente podía servir como excusa para evitar la compra de un coche chino hoy se desvanece a base de conseguir las esperadas cinco estrellas de seguridad. Los fabricantes chinos de vehículos eléctricos han reconocido que la seguridad juega un papel increíblemente importante en el proceso de ventas

Si atendemos a las últimas pruebas publicadas por el organismo europeo vemos tres modelos chinos en el Top 10 europeo de seguridad. Siendo los Tesla Model S y Model Y como las grandes referencias, Lexus y Mercedes ocupan puestos de privilegio en la lista, pero también dos marcas chinas: Smart y WEY. Si bien la primera es de sobra conocida, ya no tiene nada que ver con la órbita de Daimler. Smart ha pasado a manos de Geely, y el Smart #1 es un desarrollo 100% chino.

Top-10-Euro-NCAP
La lista de los coches más seguros de Europa empieza a llenarse de marcas chinas

Sus resultados de seguridad le permiten ascender hasta el sexto puesto de la clasificación, especialmente sorprendente es la valoración protección para pasajeros adultos, 96 puntos sobre 100 posibles, más alta que la de un Mercedes EQE, por ejemplo. Junto a él encontramos a dos modelos de WEY, el Coffee 01 y el Coffee 02, los dos con cinco estrellas de seguridad y ocupando los puestos quinto y séptimo, respectivamente. Al igual que el pequeño #1 destacan por la seguridad para pasajeros, pero también por la efectividad de sus asistentes a la conducción.

Un poco más abajo, en el decimoprimer puesto de la lista se sitúa el ORA Funky Cat con sus cinco estrellas y superando en los resultados a modelos como el Hyundai Ioniq 6, el BMW X1 o el Toyota bZ4X. BYD y NIO también cuelan modelos en la lista, aunque en posiciones inferiores. A fin de cuentas la conclusión siempre es la misma: la seguridad ya no es un inconveniente para los fabricantes chinos. Años atrás el Gobierno obligó a las marcas a revisar profundamente la seguridad de los eléctricos. Desde entonces la evolución ha sido cuanto menos impresionante.

A eso hay que sumar que por norma general los coches chinos que se venden en Europa ofrecen una mejor relación calidad-precio. Más tecnología, más rendimiento y más autonomía por un precio más ajustado. También hay que tener en cuenta que los chinos no tienen problemas de suministros, ellos dominan la producción, así que ellos tienen la prioridad. El panorama es muy sensible, y pocas dudas quedan por despejar con respecto a los coches eléctricos chinos. La única que todavía está vigente es la durabilidad, y esa sólo tiene respuesta pasados unos años.

Conversaciones: