Híbridos y Eléctricos

NO DESCARTA HACER PARADAS COMPLETAS

Skoda reducirá "significativamente" su producción hasta finales de año por la escasez de chips

Skoda reducirá "significativamente" e incluso quizá detenga por completo la producción de coches desde el próximo 18 de octubre hasta finales de año debido a la escasez de semiconductores.

skoda-sportline-enyaq-iv-80x-portada
Skoda Enyaq iV 80x Sportline

La escasez de semiconductores a nivel global continúa haciendo estragos en la industria automovilística. La última en hacerlo público y de manera rotunda ha sido Skoda, que se verá obligada a fabricar menos coches de aquí a finales de año.

Según Tomas Kotera, portavoz de Skoda, la marca checa reducirá "significativamente e incluso detendrá" la producción desde el día 18 de octubre hasta finales de año debido a la escasez mundial de semiconductores y microchips que afecta a todo el planeta y en especial al sector del automóvil.

Pocos fabricantes, por no decir que ninguno, está consiguiendo sortear esta situación. «Ni siquiera Skoda Auto puede evitar esta crisis mundial", dijo el portavoz de Skoda. La marca checa, perteneciente al Grupo Volkswagen, es el mayor exportador de la República Checa y representa ella sola alrededor del 5% del Producto Interior Bruto del país.

Dada esta situación de reducción de producción, en la que habrá una oferta limitada de coches nuevos de aquí a final de año, Tomas Kotera dijo que la marca se centrará ahora en entregar a los clientes los coches que ya están terminados lo antes posible. Skoda tiene almacenados varias decenas de miles de coches casi terminados sólo a la espera de que lleguen chips y se puedan instalar para entregar dichos coches a los clientes. A día de hoy, las esperas para modelos nuevos se cuentan por meses.

Se prevé que estos recortes en la producción sean los mayores hasta la fecha en Europa Central (Toyota también ha hecho recortes de producción en República Checa y Mercedes-Benz y Suzuki en Alemania y Hungría). Dado el peso de Skoda en la economía checa, supondrá una rebaja en las previsiones de crecimiento de la economía de la República Checa para este año.

Con estos contratiempos, se estima que la producción total de Skoda sea similar a la del año 2020, con alrededor de 1,15 millones de coches fabricados. Antes de que la crisis de semiconductores golpease a la industria, Skoda preveía una producción de 1,3 millones de coches para este 2021. La firma checa cree que la crisis actual de escasez de semiconductores y otros componentes comenzará a mejorar en la segunda mitad de 2022.

Conversaciones: