Híbridos y Eléctricos

SE FABRICARÁ EN LA PLANTA CHECA DE SKODA

El SUV híbrido de SEAT no se fabricará en Cataluña

El Grupo Volkswagen ha decidido producir el primer vehículo SUV de SEAT en la fábrica checa de Skoda, que se ha impuesto de esta manera, por sus menores costes laborales, a la planta de la marca española en Martorell (Barcelona).

El todoterreno de Seat se fabricará en la República Checa.
El todoterreno de Seat se fabricará en la República Checa.

El grupo Volkswagen ha adjudicado la fabricación del nuevo modelo SUV híbrido de SEAT a la planta checa de la firma Skoda de Kvasiny. Así lo ha anunciado el presidente de SEAT, Jürgen Stackmann, en una entrevista.

A finales de marzo, en la presentación de los resultados de 2013, el consorcio alemán dio luz verde a la producción del nuevo modelo, que será el primer SUV de la automovilística española, pero dejó en el aire donde se fabricaría.

Stackmann ha justificado que la decisión de fabricar el vehículo a la planta de Skoda, ubicada en la ciudad de Kvasiny, se debe por sus menores costes laborales.

"Es un paso extremadamente importante para nosotros estar presentes en el segmento de los SUV", ha manifestado Stackmann. "Había capacidad disponible en Kvasiny y estamos contentos de poder usarla", ha añadido, y ha señalado que la de Skoda es una factoría muy rentable.

En 2103 los costes laborales en la industria del automóvil fueron de 11,5 euros por hora en la República Checa, de 26,6 en España y de 48,4 en Alemania.

El vehículo se ha diseñado íntegramente en el Centro Técnico de la compañía en Martorell y está previsto que se incorpore a la linea de producción de la planta checa el 2016, para lanzarlo al mercado en la segunda mitad de ese año.

El presidente del comité de empresa de SEAT, Matías Carnero (UGT), ha considerado que es un "error garrafal" no haber dado la oportunidad de negociar a la plantilla de Martorell, y ha lamentado que desde el principio el consorcio alemán ha contado solo con la planta de Skoda.

"No hemos tenido la oportunidad de defender nuestra posición", ha reprochado Carnero, que ha admitido que los costes salariales de la planta checa son inferiores pero ha sostenido que hay elementos más importantes como la calidad y la eficiencia de la factoría catalana.

El secretario de la sección sindical de CC.OO. en SEAT, Rafael Guerrero, ha argumentado que los costes laborales suponen alrededor de un 8% del total del coste de fabricar un coche, por lo que ha rechazado la justificación de la dirección para no adjudicar el modelo a Martorell.

El conseller de Empresa y Empleo de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, ha atribuido a "decisiones en un mundo global" el anuncio del grupo Volkswagen.

Puig, ha afirmado que estas son "las ventajas y los inconvenientes" de la globalización. Ha señalado que grandes multinacionales toman sus decisiones con un visión global, no ya respondiendo al mercado interno de cada planta, sino a la productividad y las oportunidades "que esta globalización ofrece, pero también tensiona".

SEAT confía en el éxito del nuevo modelo para poder dejar atrás los números rojos y alcanzar la rentabilidad, después de que en 2013 las pérdidas hayan crecido hasta los 149 millones, frente a los -30 de 2012.

Los 6.473 millones de euros facturados en 2013 suponen un 6,3 % más que en 2012, de los que una gran parte se deben al éxito del León, con más de 102.000 unidades entregadas en todo el mundo (un crecimiento del 44,4%).

En total, SEAT vendió 355.000 unidades, un incremento del 10,6 %, de las que el 83 % tuvieron como destino la exportación.

La empresa automovilística espera continuar creciendo en ventas y producción en los próximos años gracias a la familia del León y al nuevo SUV, y en el horizonte tiene el objetivo de conseguir las 500.000 unidades vendidos en el 2018 en todo el mundo.

Conversaciones: