Híbridos y Eléctricos

COBALTO DE LA MINERA GLENCORE

Tesla se asegura más cobalto para sus coches eléctricos fabricados en China y Alemania

Tesla ha llegado a un acuerdo con la compañía minera Glencore para asegurarse el suministro de cobalto de sus coches fabricados en China, así como los fabricados en la Gigafactoría Berlín (Alemania) cuando esta entre en funcionamiento en 2021.

Tesla se asegura el cobalto para los coches fabricados en China y Alemania
Tesla se asegura el cobalto para los coches fabricados en China y Alemania

Aunque Tesla ya ha recibido el visto bueno para fabricar el Model 3 con baterías de ferrofosfato (LFP) sin cobalto en la fábrica de Shanghái, la compañía estadounidense quiere paralelamente garantizarse el suministro de dicho cobalto, tanto para el resto de sus coches eléctricos en China, como para los que fabricará en la Gigafactoría Berlín

Según ha publicado Financial Times citando fuentes próximas a la negociación, Tesla comprará más cobalto a la compañía minera suiza Glencore para usarlo en las baterías de los coches fabricados en la nueva Giga Shanghái (en China). Este nuevo acuerdo también está previsto para suministrar el cobalto de los coches que se fabricarán en la Gigafactory de Berlín una vez que esté en funcionamiento (a principios de 2021).

El año pasado Glencore se vio envuelta en una demanda por su concesión en la mina de Tilwezembe (República Democrática del Congo), pero la compañía alegó que la mina había sido tomada por mineros locales desde 2011 y que no tenían relaciones a nivel operativo o comercial con la mina. Sin embargo, la mina sigue siendo explotada por Katanga Mining, subsidiaria de Glencore, y así aparece reflejado en su web.

Aunque no es un elemento raro en la corteza terrestre, el cobalto no se encuentra en todos sitios. La República Democrática del Congo produce aproximadamente el 60% del total mundial, dándose la desafortunada concurrencia de ser un país donde existe explotación infantil y esclavitud en las minas. Aproximadamente una quinta parte del cobalto extraído en la República Democrática del Congo proviene de niños mineros.

Los problemas derivados de su extracción (en gran medida, aunque no en todos los países) y el elevado coste del material han provocado que Tesla y otros fabricantes hayan empezado a reducir o eliminar su uso, o trazar su procedencia. En su último Informe de Impacto medioambiental, Tesla aseguró que está «comprometida a obtener sólo materiales producidos de manera responsable» y a garantizar que sus proveedores no utilicen mano de obra esclava o infantil ni participen en la trata de personas.

La compañía estadounidense comenzará próximamente a utilizar baterías sin cobalto de CATL en el Model 3 chino. Por su parte, Volvo rastreará el origen del mineral mediante tecnología blockchain para garantizar unas condiciones de trabajo dignas en toda la cadena de producción y BMW se ha comprometido a comprar cobalto en Australia y Marruecos en lugar del Congo a partir de 2021.

Conversaciones: