Híbridos y Eléctricos

LA DEMANDA SUPERA LA PRODUCCIÓN

Tesla, ante el reto de conseguir el litio que necesitan sus coches eléctricos

Tesla, y el resto de fabricantes de coches eléctricos, sienten la obligación de asegurar el suministro de litio a largo plazo para las baterías debido a la escasa producción del metal.

Tesla necesita una ingente cantidad de litio para abastecer su fábrica de baterías.
Tesla necesita una ingente cantidad de litio para abastecer su fábrica de baterías.

Una de las principales preocupaciones de Tesla en la actualidad es garantizar el suministro de litio para la fabricación de las baterías para sus coches eléctricos. La compañía de Elon Musk ha reconocido que la producción de los módulos de baterías ha sido una de las causas en los retrasos de producción del Model 3, pero no está claro si el litio es parte de ese problema.

En todo caso, Tesla está realizando importantes esfuerzos para garantizar el suministro de litio. Según Automotive News, la firma californiana ha estado en conversaciones con el proveedor chileno de litio SQM para invertir en la compañía y asegurar un suministro constante del metal. El litio es un componente clave en las baterías de iones de litio, y su suministro a largo plazo es una preocupación generalizada en la industria de coches eléctricos.

"La producción del módulo de batería ha sido un factor limitante en la salida del Model 3", dijo Musk la semana pasada, mientras analizaba los números de la compañía en el cuarto trimestre del año pasado. La compañía registró una pérdida neta de 675 millones dólares (550 millones de euros) en el cuarto trimestre de 2017, en comparación con una pérdida neta de 121 millones de dólares (100 millones de euros) en el mismo periodo del año anterior, en gran parte debido a los problemas de producción del Model 3.

El sector de los coches eléctricos ha aumentado la demanda de litio para las baterías en los últimos años, y eso ha provocado que se incrementen los precios de un metal que también se usa para las baterías de los teléfonos móviles. Eso significa que los fabricantes necesitan asegurar fuertes relaciones con los proveedores de litio o prepararse para las fluctuaciones del precio.

Bloomberg New Energy Finance asegura que la producción de litio en los últimos dos años no ha sido suficiente para satisfacer la demanda, aunque los productores han redoblado los esfuerzos para cubrir el mercado. Para el año 2030, se espera que la demanda llegue a 250.000 toneladas métricas por año, frente a menos de 50.000 toneladas métricas en 2017, por lo que la industria tendrá que seguir aumentando la producción.

Sanford C. Bernstein & Co. estima que las compañías tendrán que gastar entre 350.000 millones de dólares (285.000 millones de euros) y 750.000 millones de dólares (611.000 millones de euros) para encontrar y desarrollar nuevas minas de litio para respaldar la creciente demanda.

Aumento de la demanda

SQM aseguró que está en conversaciones con fabricantes de automóviles para jugar un rol más protagónico en el suministro de litio a nivel global. Los suministros del metal pueden ser difíciles de predecir debido a la variedad de formas en que se puede producir. El litio se extrae principalmente en Australia a través de un proceso llamado extracción de roca dura, que produce el metal en semanas, o en Suramérica a través de la extracción de salmuera, que es más barata pero el proceso se puede demorar hasta dos años en completarse.

Actualmente, los fabricantes más importantes en el sector de los coches eléctricos son Tesla, General Motors, Nissan y las compañías chinas, pero en el último año las automotrices Mercedes-Benz, Ford, Volvo, entre otras, se han comprometido a reforzar sus ofertas de vehículos eléctricos. Bloomberg New Energy Finance proyecta ventas de coches eléctricos de 24.4 millones en 2030, en comparación con las ventas mundiales de solo un millón en la actualidad, según Navigant Research.

Sin embargo, ¿habrá suficientes baterías de litio para satisfacer el mercado de coches eléctricos en los próximos años? "Ningún fabricante de automóviles importante tiene todavía un contrato de litio a largo plazo", dijo Simon Moores, director general de Benchmark Mineral Intelligence, empresa de recopilación de datos centrada en la cadena de suministro de baterías de iones de litio. "Esto significa que se convierte en un problema a largo plazo".

Asegurar el suministro

El precio del litio ha aumentado constantemente a medida que los productos alimentados por baterías recargables han ganado popularidad: hasta 290.19 dólares (235 euros) por tonelada en enero de 2018 desde 134.16 dólares (110 euros) por tonelada en enero de 2016, según los datos de Benchmark. Los costes podrían continuar aumentando para los fabricantes de automóviles a menos que obtengan acuerdos a largo plazo, dijo Moores. El año pasado, el fabricante de automóviles chino Great Wall Motors adquirió una participación del 3.5% en la productora australiana de litio Pilbara Minerals, y en enero, Toyota invirtió en la empresa argentina de extracción de litio Orocobre.

En junio de 2016, Musk llamó al litio "la sal en la ensalada", asegurando que el níquel y el grafito constituyen la mayor parte de una batería y el litio representa apenas el 2%. Sin embargo, las recientes inversiones de los fabricantes sugieren que el litio es más que apenas un complemento en la batería. K.C. Chang, economista senior de IHS Markit, dijo que no hay un reemplazo actual para el litio en las baterías recargables, pero de llegar a haber una escasez, los fabricantes de automóviles podrían verse incentivados a explorar el desarrollo de otros componentes.

Los sustitutos del litio pueden no ser fáciles de encontrar. James Frith, analista de Bloomberg New Energy Finance, recuerda que el valor del metal radica en su capacidad para proporcionar una gran cantidad de energía en un paquete liviano. Se están desarrollando alternativas que usan calcio o magnesio, pero están en las fases iniciales de prueba. "Se han necesitado más de 50 años para desarrollar baterías de iones de litio hasta el punto en que se encuentran ahora, así que no esperen que ninguna de estas tecnologías en fase inicial llegue al mercado en el corto plazo", dijo.

Conversaciones: