Híbridos y Eléctricos

ESTRATEGIAS DE NEGOCIO A LARGO PLAZO

Tesla y sus patentes

La empresa Tesla Motors, vanguardista en la creación de una nueva generación de automóviles eléctricos de alta eficiencia y rendimiento, ha anunciado oficialmente que libera todas sus patentes sobre vehículos eléctricos.

“El curso de la historia cambia, porque alguien piensa”. La capacidad de pensar por sí mismo, impulsa al ser humano a ir investigando los sucesos o fenómenos sociales, políticos, culturales, etcétera.

Elon Musk, un inventor e inconformista empresario buscó las áreas que afectarían más el futuro de la humanidad, y encontró tres: internet, vida interplanetaria y energía sostenible. Esto es lo que unen sus compañías y su filosofía de vida desde hace 20 años.

A mediados de los 90 creo una pequeña empresa de internet Zip2, en 2002 vendió Pay Pal por 1.500 millones de dólares y ese mismo año fundó SpaceX, una compañía que envía cohetes y naves a la órbita de la Tierra y otros planetas para clientes como la NASA.

Tesla Motors una compañía que diseña, fabrica y vende coches eléctricos y componentes para la propulsión de vehículos eléctricos es el sueño y la idea de energía sostenible de Elon Musk. Fundada en 2003, Tesla Motors se ha convertido en toda una revolución empresarial.

En la actualidad, la empresa se encuentra inmersa en la comercialización de su segunda generación de modelos, formada por el Model S, el segundo vehículo que comercializa la marca en su breve historia, tras el lanzamiento del biplaza Tesla Roadster.

En 2015 se pondrá a la venta el crossover SUV Model X y en 2017 está previsto que se inicie la producción de la tercera generación de modelos, con un vehículo del segmento C, que se entregará en 2018 y que supondrá la entrada de la marca en el mercado de masas, ya que tendrá un precio de partida de 35.000 dólares (cerca de 26.00 euros).

Tesla se ha encontrado con muchos problemas para seguir adelante con su estrategia de expansión de su modelo de negocio. Los concesionarios de vehículos y las grandes petroleras le han puesto las cosas muy difíciles. Grandes corporaciones mediante lobbying político han conseguido que se creen leyes y reglas en contra de sus intereses, tratando de evitar a toda costa que implemente su modelo de negocio, en donde esta vende directamente al consumidor final, sin intermediarios, permitiendo así un producto más asequible a los consumidores.

Por suerte, algunas de estas medidas ya han sido revocadas, pero tanto embrollo legal, así como innumerables obstáculos, han hecho que Tesla decida cambiar de estrategia. 

Así que, mediante un comunicado Tesla Motors ha anunciado que pone sus alrededor de 200 patentes a disposición de todo el mundo, en un movimiento que busca dar el impulso definitivo al sector y abrir mercado para sus baterías.

Según Elon Musk, consejero delegado de la compañía, "Tesla no iniciará disputas legales contra quienes, "de buena fe", utilicen su tecnología".

"Tesla Motors fue creada para acelerar el advenimiento del transporte sostenible. Si abrimos un camino en la creación de vehículos eléctricos convincentes, pero luego mantenemos propiedades intelectuales que inhiben a los demás, estamos actuando de forma contraria a nuestro objetivo", explicó Musk.

Además, si el movimiento de Tesla contribuye a ampliar el mercado de los coches eléctricos, es muy probable que la propia empresa se vea beneficiada al poder vender a los hipotéticos nuevos fabricantes baterías eléctricas para sus modelos.

Se da la circunstancia de que Tesla planea abrir una nueva fábrica que tendrá dimensiones colosales y en la que se fabricarán baterías de iones de litio, lo que reforzaría la apuesta de la empresa californiana por abrir el mercado del coche eléctrico a la búsqueda de futuros compradores.

Con este movimiento, Tesla busca atraer a grandes fabricantes para que entren al mercado de vehículos eléctricos, y así entre todos poder contrarrestar a las grandes corporaciones y lobbys de la industria tradicional del automóvil.

Si Tesla se convierte en el proveedor tecnológico de baterías y patentes, conseguiría un mayor reconocimiento y sus consumidores le incrementarían la confianza a la hora de comprar sus vehículos eléctricos.

Por lo tanto, aquí nadie regala nada si realmente detrás de todo no hay un motivo económico y de estrategias de negocio a largo plazo.

Conversaciones: