Híbridos y Eléctricos

ESTE AÑO SE FABRICARÁN 1,6 MILLONES DE COCHES ELÉCTRICOS EN CHINA

Se triplica el número de fabricantes de coches eléctricos en China: ¿burbuja u oportunidad?

China espera fabricar este 2019 hasta 1,6 millones de coches eléctricos, una cifra que no deja de crecer debido al aumento de la demanda y el mayor número de fabricantes que nacen de la nada. ¿Se ha creado una burbuja en torno al coche eléctrico?

En dos años se han triplicado los fabricantes de coches eléctricos en China.
En dos años se han triplicado los fabricantes de coches eléctricos en China.

A nadie se le escapa que la transición de la industria al coche eléctrico es un reto de descomunales dimensiones, con miles de millones en inversiones por parte de los fabricantes tradicionales y abundantes empresas tecnológicas y startups de nueva creación que desean apoderarse de un pedazo del pastel. La competencia es feroz, pero especialmente salvaje en China, donde el empuje del Gobierno a través de generosas ayudas a la compra de coches eléctricos y las grandes facilidades que reciben los fabricantes que se quieren instalar allí han provocado que en los últimos dos años se triplique el número de empresas dedicadas a la construcción de vehículos eléctricos.

Según los datos de Bloomberg, en la actualidad hay 486 fabricantes de coches eléctricos registrados en China, más del triple de constructores de vehículos eléctricos que existían en el país hace tan solo dos años. Por otro lado, se espera que el mercado de coches eléctricos alcance 1.6 millones de unidades este mismo año, una cifra que según los analistas podría no ser suficiente en relación a la enorme oferta que se aproxima. Ante esta tesitura, los consultores de Bloomberg creen que “mercado de vehículos eléctricos está creciendo como una burbuja que podría explotar y dejar solo a unos pocos supervivientes”.

“Vamos a ver grandes olas arrasando la arena en la industria de los vehículos eléctricos”, dijo Thomas Fang, socio y consultor de estrategia de Roland Berger durante el Salón de Shanghái. “Es un momento crítico que decidirá la vida o la muerte de las empresas emergentes en la industria de los coches eléctricos”. Al menos una veintena de marcas chinas de nueva creación han presentado nuevos coches eléctricos en el que se ha convertido en el mayor salón del automóvil de Asia, desde la nueva marca de supercoches Qiantu Motor hasta el experimentado fabricante de baterías BYD.

Desde el año 2011, docenas de nuevas marcas han irrumpido en la industria del coche eléctrico y atraído con ellos más de 18.000 millones de dólares en inversiones, estima BloombergNEF. Algunos de los más importantes son NIO, WM Motor y Xpeng Motors, entre otros. Entre todas las empresas de nueva creación esperan ser capaces de fabricar en China hasta 3,9 millones de vehículos eléctricos al año, y esto sin contar los planes de los fabricantes tradicionales, que ya sea a través de sus socios chinos o a través de sus propias fábricas, también contemplan fabricar gran parte de sus vehículos eléctricos en el Gigante Asiático.

“China es grande, pero no tanto”, aseguran desde Bloomberg. Las ventas de automóviles eléctricos superaron por primera vez el millón de unidades el año pasado. Esto fue posible gracias a unos subsidios del Gobierno Chino que podrían desaparecer pronto. En cambio, las ventas de coches eléctricos apenas representan el 4% del total de vehículos de pasajeros, que ascienden hasta 23,7 millones de unidades anuales. Por el contrario, el mercado generalista de automóviles se encuentra en caída libre: ya van diez meses consecutivos de bajadas en las ventas debido a la desconfianza del consumidor causada por las tensiones comerciales con Estados Unidos y la desaceleración de la economía china.

"Todavía hay mucho espacio en el mercado de vehículos ‘de nueva energía’ (eléctricos de batería e híbridos enchufables) con una tasa de penetración relativamente baja para este tipo de automóviles en China", dijo Cui Dongshu, secretario general de la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China. "Sin embargo, el mercado es para los jugadores competitivos, por lo que los más débiles serán expulsados", asegura.

Conversaciones: