Híbridos y Eléctricos

INAUGURACIÓN

Wallbox espera producir más 750.000 cargadores anuales en su nueva fábrica de Barcelona

La planta empleará a más de 500 personas y podrá producir un millón de cargadores para coches eléctricos en 2025.

fabrica wallbox barcelona
Un trabajador de Wallbox.

El proveedor de soluciones de carga de vehículos eléctricos Wallbox ha inaugurado esta mañana su nueva fábrica de cargadores situada en la Zona Franca de Barcelona, en la que ha invertido nueve millones de euros, empleará a 520 personas -actualmente son 203- y tendrá una capacidad de producción de 750.000 cargadores este año.

El CEO y cofundador de Wallbox, Enric Asunción, junto con el cofundador de la empresa Eduard Castañeda y su jefe de operaciones, Oriol Riba, ha explicado que en 2025 podrá producir hasta un millón de unidades. El contrato de arrendamiento está firmado para 10 años, y la fábrica producirá toda la gama de cargadores de la empresa.

En total, la nueva planta cuenta con cuatro líneas de producción: dos dedicadas a fabricar los cargadores Pulsar+, Copper, Commander2 y Quasar para Europa y otra que produce Pulsar y UL para el mercado norteamericano. La cuarta línea está destinada a fabricar en exclusiva el Supernova, el primer cargador público de Wallbox. 

La compañía ha explicado que son líneas de producción automatizadas y diseñadas para que un cliente reciba su cargador en tan solo 72 horas (este es el lapso de tiempo que pasa entre que se aprueba una orden y esta es expedida al cliente final). Actualmente, en la nueva factoría de Wallbox en Barcelona se producen casi 1.200 cargadores diarios.

La nueva fábrica de Wallbox en Barcelona se pone en marcha poco más de un año después de que la empresa y el Consorci de la Zona Franca firmaran el contrato de arrendamiento de los terrenos que tiene una vigencia de 10 años. 

La planta cuenta con una superficie de 11.220 metros cuadrados, construida sobre un terreno de 16.800, e incluye una zona de oficinas, un almacén para los materiales, otro para los cargadores ya producidos, las líneas productivas y un área de validación.

Asunción ha destacado que la compañía tendrá capacidad de comercializar en todo el mundo, con su fábrica de China -que vende sus productos allí- y la próxima que abrirá en Texas. Wallbox ofrece una cartera completa de soluciones de carga y gestión de energía para uso residencial, semi-público y público en casi 100 países. Fundada en 2015 y con sede en Barcelona, la compañía emplea a más de 900 personas en sus oficinas de Europa, Asia y las Américas.

Paneles solares

Por otra parte, ha puesto en valor que la fábrica tendrá 4.500 metros cuadrados de paneles solares instalados en el techo que producirán "en algunos momentos mucha más energía de la que consumirá la fábrica", hasta 900 kW.

Los paneles solares y los cargadores bidireccionales que se instalarán en los aparcamientos se integrarán mediante el sistema Sirius, lo que permitirá cargar y descargar los vehículos eléctricos de los empleados para suministrar energía al edificio.

Control de proveedores

Además, ha destacado que Wallbox tiene "un control muy importante de los proveedores", y este control de la cadena de suministro le permite seguir produciendo en un momento de escasez de componentes, algo que habilita entregas de grandes pedidos en 72 horas.

Considera que su compañía está "perfectamente posicionada entre el coche eléctrico y la casa", y que se enfocan en las cargas cuando la energía es más barata, en las cargas bidireccionales y en adaptarse a las condiciones de la red eléctrica de cada país.
 

Conversaciones: