Híbridos y Eléctricos

TRENES AUTÓNOMOS

Ex empleados de SpaceX quieren reinventar el transporte ferroviario con trenes autónomos

No hay fronteras para la tecnología. La conducción autónoma no solo se aplicará a los coches, también al transporte ferroviario. Tal y como demuestran en Parallel Systems.

trenes-autonomos-parallel-systems (2)
Antiguos trabajadores de SpaceX quieren reinventar el transporte ferroviario

"Fundamos Parallel para permitir que los ferrocarriles se abran a nuevos mercados, aumenten la utilización de la infraestructura y mejoren el servicio para acelerar la descarbonización del transporte de mercancías". La visión de Matt Soule, cofundador y director ejecutivo de Parallel Systems es clara, al igual que la de los exingenieros de SpaceX que ahora aplican sus conocimientos en esta startup que está llamada a revolucionar la industria ferroviaria.

La idea, aunque sencilla de entender, resulta de lo más compleja. Si bien la electricidad no es un sistema extraño en la red ferroviaria, no es tan habitual encontrarlo en el transporte de mercancías, que sigue apostando principalmente por pesadas locomotoras diésel. La propuesta de Parallel Systems no solo contempla un transporte libre de emisiones, también un formato completamente autónomo que agilizaría la logística, haciéndola incluso más flexible.

El diseño realizado por estos antiguos empleados de Elon Musk contempla una plataforma autónoma movida por motores eléctricos de imanes permanentes y alimentados por una batería de alta densidad. Según ellos, la ausencia de una locomotora presenta ventajas interesantes como la no necesidad de largos convoyes de mercancías que dificultan y ralentizan el transporte.

trenes-autonomos-parallel-systems (1)

Cada plataforma autónoma incorpora los motores eléctricos y una batería de alta densidad que los alimenta.

Las cifras que se barajan son realmente interesantes. Según sus propias estimaciones, un remolque cargado en una de las plataformas de Parallel Systems podría recorrer hasta 500 millas, unos 800 kilómetros, de distancia de forma autónoma y autopropulsada. Eso supone solo un 25% de la energía consumida por un camión de mercancías, lo que supone un significativo ahorro de emisiones y costes en lo que la logística se refiere.

No solo es autonomía, también es volumen de carga. Con hasta 58.000 kilogramos de carga útil, una plataforma eléctrica supera en 2,8 veces la capacidad de un semirremolque convencional. Más distancia, más flexibilidad y más carga. Obviamente hablamos de datos teóricos, pero las primeras estimaciones son muy positivas. Todo ello sin tener que modificar anchos de vía, sistemas ferroviarios o contendores, pues la tecnología desarrollada es capaz de adaptarse a los formatos actuales.

Estamos hablando de un proyecto de largo recorrido. Parallel Systems está buscando ampliar horizontes con la contratación de más ingenieros que permitan desarrollar prototipos viables. Para ello contará con la ayuda de una fuerte ronda de financiación que acaba de terminar. En total ha conseguido captar un total de 102,7 millones de dólares. Por el momento, la compañía no ha desvelado qué plazos maneja para la entrada en servicio de sus plataformas eléctricas y autónomas, aunque es pronto para dar fechas concretas.

Conversaciones: