Híbridos y Eléctricos

TESLA USA LA MITAD DE CABLES

Aptiv y Valens se alían para minimizar el cableado eléctrico del automóvil

Aptiv y Valens han firmado una alianza para disminuir la cantidad de cables en un automóvil, y ya  trabajan para ello.

cableado-electrico-coche-hye
Aptiv y Valens se alían para minimizar el cableado eléctrico del automóvil

El proveedor de componentes Delphi, a través de su filial dedicada a la tecnología del coche autónomo Aptiv, quiere reducir la cantidad de cables que se necesita para fabricar un coche. Con este fin, Aptiv se ha aliado con la compañía israelí Valens Automotive, enfocada en la alta tecnología.

En la actualidad los automóviles, especialmente los más tecnológicos, como son los vehículos eléctricos y autónomos, requieren de cientos de metros de cableado, y de ellos dependen los diferentes circuitos para realizar todas las funciones. El laberinto de cables hace más compleja la fabricación de cada unidad y le agrega mayor peso al vehículo.

Micha Risling, vicepresidente senior de Valens, ofreció un ejemplo con los cables necesarios para el Internet, USB, el audio y el vídeo, que hoy requieren entre cinco y seis vías. “(Estos sistemas) podemos transferirlos por un solo cable”, aseguró el ejecutivo a Automotive News.

Risling también se refirió a la importancia de reducir el peso del coche: “Hoy, cuando un ingeniero está trabajando en una idea para una función, necesita reducir el peso extra. Cada gramo que ahorras tiene un efecto directo sobre el consumo de combustible”.

Tesla ha reducido sus cables

Tesla ha sido uno de los primeros fabricantes en preocuparse por la reducción del cableado. Elon Musk, CEO de la compañía, aseguró que el Tesla Model 3 tiene la mitad de los 3.000 metros de cables usados en el Tesla Model S, lanzado en el 2012. De hecho, comentó que el próximo modelo de la marca –Tesla Model Y– solo necesitará 100 metros de cableado.

Kevin Clark, CEO de Aptiv, aseguró que mantiene conversaciones con varios fabricantes de automóviles para reducir los metros del cableado. Además, informó que su compañía es la principal proveedora de arneses de cables para Tesla. Aptiv también suministra los componentes necesarios para optimizar la distribución de la señal en menor cantidad de cables.

Disminuir el número de cables en un automóvil no solamente significa incluir más funciones en un solo cable, sino en contar con un sistema informático más potente, aseguró Risling. Esa es la tecnología que ofrece Aptiv, y que busca mejorar gracias a la alianza con Valens.

“Cada pantalla que tenga el vehículo estará conectada a una unidad principal. Esto ahorrará muchos metros e incluso kilómetros (de cableado). Si multiplicas eso en sensores, el Lidar y el Sonar, encontrarás un gran ahorro”, acotó Risling. 

Conversaciones: