Híbridos y Eléctricos

EN DOS AÑOS, EL PRIMER VEHÍCULO CON TECNOLOGÍA V2V

La apuesta inteligente de General Motors y Opel para la movilidad conectada

La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, ha anunciado en el Congreso Mundial de los Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS) que la firma lanzará al mercado el primer vehículo de conducción autónoma dentro de dos años.

Las nuevas tecnologías inteligentes (sensores, cámaras, antenas, GPS, etc.) están marcando la línea de un futuro prometedor en los vehículos que se avecinan para una movilidad y seguridad mucho mejores y con tecnologías más sofisticadas.

Mary Barra, la CEO de General Motors así nos lo confirma. Su discurso,  apasionado y firme desvela la voluntad de la marca: “En GM, tenemos una pasión renovada, los recursos financieros, la tecnología y el talento para pensar en grande, intensificar nuestras inversiones y tomar riesgos calculados” a la vez que desvela las exigencias de sus clientes: “Estamos escuchando a los clientes y quieren movilidad personal sin restricciones”.

La novedosa tecnología de GM sobre movilidad conectada: V2V (vehículo-vehículo), V2I (vehículo-infraestructura) y la futura V2P (vehículo-peatón), ha sido presentada estos días en Detroit. GM pondrá en la carretera el resultado de la investigación, su primer vehículo con tecnología V2V, dentro de 2 años.

En el marco del Congreso Mundial de los Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS) celebrado en Detroit,  General Motors y Opel han presentado su compromiso con la conducción automatizada y la movilidad conectada exhibiendo un Opel Insignia de investigación, un Chevrolet EN-V 2.0 autónomo y un Chevrolet Cruze equipado con tecnología V2P (vehículo-peatón). Todo ello con el objetivo señalado de que “Se espera que no sólo ayudemos a mitigar, sino también eliminar la congestión del tráfico, la contaminación y los accidentes de tráfico. Estos, para mí, más que causas nobles, son imperativos”, subrayó Barra.


Vehículo de investigación Opel Insignia
Un Opel Insignia equipado con las tecnologías inteligentes y de conectividad más avanzadas ha demostrado cómo, en un futuro, un vehículo podrá conducir de forma autónoma tanto en condiciones a baja velocidad con constantes paradas como puede suceder en la ciudad o bien a altas velocidades como puede suceder en una autopista. Este Insignia, por su parte, está equipado con cámaras, sensores LIDAR (Light Detection and Ranging), sistema de comunicaciones V2V (vehículo-vehículo) y V2I (vehículo-infraestructura).

Los seis sensores LIDAR colocados en el parachoques del Insignia están constantemente escaneando en busca de objetos alrededor del coche, la cámara situada en la parte frontal del vehículo permite leer las líneas de la carretera e identificar otros objetos. En la parte superior del coche hay colocada una antena que permite conexiones V2V y V2I con otros vehículos de su alrededor. El coche, además, utiliza posicionamiento mediante GPS para conocer en todo momento su posición en la calzada. Todos estos sensores se fusionan mediante una tecnología de GM que permite una “visión” en 360 grados de detección de objetos.


Concept EN-V 2.0
El Vehículo Eléctrico-Interconectado (EN-V) 2.0 exhibe lo último en tecnologías inteligentes y conectadas. Después de debutar en su versión de dos ruedas en 2010 en la Shanghái World Expo, esta aproximación ofrece sistema de tracción a las cuatro ruedas que combina cámaras, sensores LIDAR y conectividad V2X para ofrecer una experiencia “manos libres” a bajas velocidades propulsado por el motor eléctrico.

El EN-V 2.0 cuenta con varias tecnologías iguales a las que utiliza el Opel Insignia de investigación a bajas velocidades ya que el pequeño concepto de vehículo eléctrico está fabricado exclusivamente para bajas velocidades. El EN-V 2.0 y el vehículo de investigación Opel Insignia interactuarán en la misma carretera en Belle Isle (Michigan).


Demostración de la tecnología vehículo-peatón (V2P)
GM está demostrando otros usos potenciales de las comunicaciones V2X presentando un Chevrolet Cruze equipado comunicación vehículo-peatón (V2P).

En Belle Isle se recrea un área con varias obras de construcción en el itinerario del Cruze, que lleva a varios participantes a estas zonas, demostrándoles cómo gracias a unas bandas en el brazo que tienen unos maniquíes que representan a los “obreros” e, incluso, que algunos se encuentran ocultos entre las obras, el Cruze es capaz de detectarlos y proyectarlos en el parabrisas aunque no se tenga visión directa a los mismos. En un futuro, la tecnología V2P podría estar integrada en muchos más aspectos de los peatones, ayudando a los conductores a tener más conciencia de su presencia.

“Al estar a la vanguardia, tenemos claramente un largo trabajo por delante. Sin embargo, vamos a invertir correctamente nuestro tiempo en acelerar nuestras actividades en I+D y en el desarrollo de ingeniería, así como dialogar con los distintos reguladores a lo largo del mundo, y lo más importante, haciéndolo con nuestros clientes”, concluyó Barra.

Conversaciones: