Híbridos y Eléctricos

NUEVA INTERFAZ HOMBRE-MÁQUINA

BlackBerry y Denso lanzarán un avanzado sistema de infoentretenimiento

BlackBerry sigue involucrándose en la industria automotriz, especialmente con los coches eléctricos, con el desarrollo de una revolucionaria interfaz hombre-máquina.

blackberryqnx
BlackBerry y Denso lanzarán un avanzado sistema de infoentretenimiento

BlackBerry se reinventa a sí misma para entrar en la industria automotriz y firmar un acuerdo con el importante proveedor japonés Denso, una de las empresas subsidiarias de la matriz Toyota. En esta ocasión Denso y Blackberry se han asociado para desarrollar –según dicen– la primera plataforma integrada de interfaz hombre-máquina (HMI, por sus siglas en inglés) del mundo.

Este avanzado sistema reduciría los costes en la elaboración de instrumentos complejos para coches y sistemas de infoentretenimiento. El HMI, en el mundo de los coches, controla la interacción del conductor y el pasajero con los diferentes sistemas que tiene el vehículo, así como el ordenador de a bordo.

BlackBerry, que en el pasado dominó la industria de los teléfonos móviles, sigue dando pasos firmes en el mundo automotriz. La empresa canadiense asegura que la nueva plataforma ofrece una coordinación simplificada e ininterrumpida de los productos HMI, como los sistemas de navegación, climatización, controles de audio, lectura de instrumentos y mucho más.

QNX, empresa que tiene su sede en Ottawa y perteneciente a BlackBerry desde el 2012, provee software para interfaces HMI a millones de vehículos en todo el mundo. La nueva plataforma de la firma norteamericana utiliza el QNX Hypervisor y el procesador Intel Atom A3900 series, que usa una sola unidad de control electrónico. La función del Hypervisor es coordinar todo el tráfico electrónico del automóvil.

“El Hypervisor se asegura de que los sistemas no interfieran ente sí, a excepción de cuando se les permita comunicarse”, comentó Grant Courville, el director senior de automoción de BlackBerry QNX, durante una entrevista con Automotive News Canada.

“En el pasado el desafío era que tenías muchos caballos de potencia, pero no tenías forma de ponerlo todo en un solo chip, todo en un solo sistema, y aun así tener seguridad”, acotó Courville. Con esta nueva plataforma los fabricantes ahorrarán en costes debido a que requiere de menos piezas y conexiones de cable, y también debería ser más fácil de reparar.

“Los fabricantes podrán ofrecer funcionalidades y sistemas que tradicionalmente encuentras en vehículos de gama alta y premium, pero que ahora estarán presentes en coches de nivel de entrada gracias a la reducción de los costes”, dijo Courville.

Se espera que la nueva plataforma debute en los automóviles programados para salir en 2019, y les ofrecerá a los diseñadores la posibilidad de realizar más variaciones en la cabina. “Algunos vehículos podrían tener un aspecto más tradicional, mientras que en otros podrían querer un gran panel de vidrio”, indicó Courville.

Conversaciones: