Híbridos y Eléctricos

VOLKSWAGEN E-GOLF INTELLIGENT CHARGE

La carga por inducción de Volkswagen

Volkswagen ha presentado en el CES de Las Vegas, feria de electrónica de consumo, su sistema de carga por inducción para vehículos eléctricos, el e-Golf Intelligent Charge.

e-Golf Intelligent Charge: Volkswagen desarrolla su sistema de carga por inducción.
e-Golf Intelligent Charge: Volkswagen desarrolla su sistema de carga por inducción.

Volkswagen ha presentado en el CES de Las Vegas, feria de electrónica de consumo, su sistema de carga por inducción para vehículos eléctricos, el e-Golf Intelligent Charge.

Los sistemas de carga por inducción de baterías de alto voltaje son el siguiente paso para el suministro de energía para coches eléctricos e híbridos enchufables.

Con el sistema de carga por inducción de Volkswagen, el conductor aparca el vehículo sobre una placa de carga. Una vez la unidad de control y comunicaciones de la placa de carga ha establecido una conexión con el vehículo a través de un canal de comunicación, puede empezar la transmisión de energía sin contacto por campo electromagnético entre las dos bobinas, una situada en el suelo de la plaza de aparcamiento y otra en el e-Golf. Previamente, un "elevador" aproxima la placa integrada en el aparcamiento a los bajos del vehículo, lo que, al contrario que en los sistemas de suelo fijo sin "elevador", se consigue una mayor eficiencia de energía.

Un menú separado en la pantalla del sistema de navegación permite aparcar el vehículo de forma automática y precisa sobre la placa de carga. El vehículo se posiciona con la ayuda de una cámara frontal que usa marcas especiales alrededor de la placa de carga, o basándose en un rayo guía emitido por la placa. En ambos métodos, la precisión lograda es remarcable, menos de 5 cm aparcando en paralelo y menos de 10 cm en batería. El conductor también puede usar una app de smartphone como alternativa, en cuyo caso el vehículo se controla de forma esencialmente remota. Durante todo el proceso automatizado de posicionamiento, el conductor solo necesita pulsar una tecla virtual. Cuando el e-Golf está situado sobre la placa de carga, se establece la comunicación entre el vehículo y el sistema, y finalmente tiene lugar la transferencia de energía con una eficiencia del 93%, el inicio de la cual se indica visualmente al conductor con una secuencia de destellos de las luces delanteras y traseras.

Volkswagen destacó que los usuarios de este tipo de sistema sabrán si la batería del vehículo se está recargando a través de los faros LED del vehículo y también podrán encontrar una estación de carga y obtener información sobre ella, gracias a la función e-Station Guide.

El e-Golf Intelligent Charge incorpora también la Digital Key, una llave electrónica que permite a terceras personas un acceso temporal al vehículo y también permite que se pueda arrancar o apagar el motor con un smartphone o con un smartwatch. Los usuarios del e-Golf ya pueden utilizar la app e-Remote, que entre otras opciones, permite acceder a información y ejecutar diferentes funciones como encender la calefacción o la refrigeración o cargar la batería.

Conversaciones: