Híbridos y Eléctricos

PODRÍA AUMENTA LA AUTONOMÍA EN UN 5,5%

Continental desarrolla el cristal inteligente para coches eléctricos

Continental presentará su cristal inteligente para coches eléctricos en la Feria Electrónica de Consumo (CES) de Las Vegas, que permite el oscurecimiento específico de las ventanillas del automóvil.

El ‘Cristal de Control Inteligente’ permite incrementar el confort y la seguridad además de reducir las emisiones.
El ‘Cristal de Control Inteligente’ permite incrementar el confort y la seguridad además de reducir las emisiones.

Continental presentará en el Consumer Electronics Show (CES) de las Vegas, del 6 al 9 de enero, un prototipo de vehículo en el que todas las ventanillas se podrán oscurecer con sólo pulsar un botón. El ‘Cristal de Control Inteligente’ utiliza láminas especiales que se insertan en el cristal y que son capaces de modificar su transparencia a través de señales de control electrónico.  

El oscurecimiento ahorra energía

Gracias al uso de estas láminas la radiación solar se puede reducir con mayor eficacia que con otras tecnologías. “Esto significa que podemos mantener el calor fuera del vehículo y reducir significativamente la temperatura interior”, afirma Andreas Wolf, Jefe de la unidad de negocio de Chasis y Seguridad de Continental. 

Esta mejora permite reducir el trabajo del sistema de climatización por lo que éste puede ser más pequeño, más eficiente energéticamente y, además, mucho más ligero. También hace posible prescindir del peso añadido que suponen los parasoles y las cortinillas para las ventanillas, con efectos positivos sobre el medio ambiente.

“Según nuestros cálculos las emisiones de CO2 se pueden reducir en unos cuatro gramos por kilómetro gracias a estas medidas, y en el caso de los vehículos eléctricos supone un aumento de la autonomía de un 5,5%”, indica Andreas Wolf.

Cristales que se oscurecen con electricidad

Esta tecnología de oscurecimiento de los cristales ya está disponible desde hace tiempo, pero hasta ahora sólo para el techo de un reducido número de coches de alta gama. Los ingenieros de Continental demuestran con un vehículo de pruebas que la activación inteligente de la tecnología de laminado con “dispositivo de partículas en suspensión” también es posible en las ventanillas laterales, luneta trasera y parabrisas. Por el momento, para cumplir con la legislación actual, esta tecnología se utiliza sólo en el área del parabrisas que corresponde a los parasoles.

Esta tecnología de laminado ya está lista para producción. Se basa en partículas incrustadas que se disponen aleatoriamente cuando no hay alimentación eléctrica oscureciendo el cristal desde el exterior. Y al mismo tiempo conserva la transparencia desde el interior al exterior. Si se aplica corriente eléctrica las partículas se alinean en paralelo, de modo que el cristal se vuelve permeable a la luz en ambas direcciones. 

El coste de esta lámina es todavía elevado para aplicar en vehículos de gama media y con una amplia superficie acristalada, pero futuros desarrollos reducirán su coste a corto plazo.

Otras alternativas al laminado se basan, por ejemplo, en polímeros de cristal líquido. Esta tecnología utiliza la capacidad de las moléculas y los cristales para cambiar sus propiedades ópticas bajo la influencia de un campo eléctrico o un flujo de corriente. Ya se ha aplicado en el automóvil con el objetivo de oscurecer los espejos retrovisores interior y exteriores para evitar los efectos del deslumbramiento. La desventaja en superficies más grandes es el alto requerimiento energético que necesita para lograr tiempos de conmutación más cortos.

El control es la clave

La tecnología no es en realidad lo más importante, ya que los sistemas están controlados electrónicamente. La clave está en el software y en la conexión inteligente con el sistema del vehículo.

Andreas Wolf explica que la cuestión hoy es saber cuándo se implementará el cristal inteligente. "En Continental aplicamos nuestros conocimientos para el sistema al completo y, por tanto, podemos integrar las funciones deseadas en nuestras unidades de control electrónico. Para ello ajustamos los algoritmos para que el comportamiento de las ventanillas ofrezca la máxima seguridad y confort para el conductor además de reducir las emisiones contaminantes. El aspecto de todos los cristales se optimiza con una reacción inteligente según las condiciones variables de iluminación y compensa automáticamente la temperatura interior".

Conversaciones: