Híbridos y Eléctricos

NUEVOS MATERIALES

BASF: "El éxito del coche eléctrico es cuestión de química"

Los materiales activos para cátodos de BASF aumentarán la potencia y la fiabilidad de las baterías y reducirán su coste.

Los materiales activos para cátodos de BASF aumentan la potencia y la fiabilidad de las baterías y reducen su coste.
Los materiales activos para cátodos de BASF aumentan la potencia y la fiabilidad de las baterías y reducen su coste.

La movilidad eléctrica, especialmente en combinación con las energías renovables, es un elemento fundamental para resolver las necesidades de movilidad a nivel mundial. El almacenamiento eficiente y rentable de energía eléctrica en baterías será indispensable para el éxito comercial de los coches eléctricos. "Todo es cuestión de química", afirma Martin Brudermüller, presidente de la Junta Directiva y director tecnológico de BASF.

La mayoría de los vehículos eléctricos actuales utilizan baterías de ion de litio. Uno de los componentes más importantes de estas baterías son los materiales activos para cátodos. Estos determinan la eficiencia, fiabilidad, costes, durabilidad y tamaño de la batería. Sus propiedades aportan velocidad, aceleración y potencia a toda clase de vehículos.

BASF –proveedor líder de productos químicos a nivel mundial para el sector de la automoción– asegura que para 2025 proporcionará a los materiales activos para cátodos un nivel superior de eficiencia, con el objetivo de doblar la autonomía real de un coche eléctrico de tamaño medio (de 300 a 600 kilómetros con una sola carga) y la vida útil de las baterías, reducir a 15 minutos el tiempo de carga y fabricar baterías con la mitad de tamaño y costes.

La oferta de materiales para baterías de BASF incluye el óxido de aluminio cobalto-níquel (NCA) y el óxido de manganeso cobalto-níquel (NCM), también utilizados por otros fabricantes: Tesla/Panasonic han utilizado NCA para la química de sus celdas y la composición NCM para usos de ciclo de vida alto como los productos de almacenamiento estacionario. Sin embargo los avances logrados por la tecnología NCM en la densidad de energía las hacen las más indicadas para su uso en los vehículos eléctricos de largo alcance y están siendo implementadas por LG Chem, Samsung SDI, SK Innovation y CATL.

Como parte de la red científica de BASF en materia de electroquímica y baterías, la compañía trabaja en el desarrollo de materiales nuevos y mejorados a través de su colaboración con el Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT) y su Laboratorio de Electroquímica y Baterías (BELLA). Junto con instituciones académicas y socios privados, BASF forma parte de numerosos proyectos de investigación financiados en parte por instituciones públicas como el Ministerio Federal Alemán para la Educación y la Investigación y el Ministerio Federal Alemán de Economía y Tecnología.

Presencia mundial para los mercados locales

BASF es miembro destacado del mercado de materiales para baterías y dispone de plantas piloto y de producción en las regiones más importantes: Ludwigshafen, Alemania; Elyria y Beachwood, Ohio, EE.UU.; Battle Creek, Michigan, EE.UU., y Onoda y Kitakyushu, Japón. La compañía suministra materiales para cátodos a las plataformas de los principales fabricantes de equipos originales del sector automotriz y está ampliando su negocio de materiales para baterías. En el año 2017, BASF aumentó su capacidad productiva en Asia, reforzó su presencia en EE.UU. y anunció su intención de ampliar su capacidad productiva en Europa.

En Estados Unidos, BASF y TODA KOGYO han constituido BASF Toda America LLC (BTA), que producirá y comercializará materiales para cátodos de NCM y NCA de alta energía en Elyria, Ohio y Battle Creek, Michigan. Esta colaboración en Estados Unidos sitúa a BASF en una posición de suministro estratégica y le permite producir materiales innovadores para cátodos con el fin de satisfacer las necesidades de sus clientes mundiales más importantes. En Japón, la colaboración entre BASF y TODA KOGYO, BASF TODA Battery Materials LLC (BTBM), ha ampliado la capacidad de su planta de Onoda.

Conversaciones: