Híbridos y Eléctricos

SOLUCIONES EN LA NUBE

El futuro de los vehículos no tripulados: sensores, mapas y camiones inteligentes

La flexibilidad y la escalabilidad de las soluciones en la nube abren la puerta al futuro de los vehículos no tripulados, que no serán posibles sin la inteligencia artificial, los mapas digitales y los sensores inteligentes.

El futuro de los vehículos no tripulados: sensores, mapas y camiones inteligentes. (Foto: Daimler)
El futuro de los vehículos no tripulados: sensores, mapas y camiones inteligentes. (Foto: Daimler)

Si alguien piensa en tecnología aplicada a los automóviles, probablemente le vendrá a la cabeza la idea de los coches autónomos. Sin embargo, el sector automovilístico vive su particular revolución tecnológica de la mano de otras tecnologías, como el Internet de las cosas y los servicios digitales.

La combinación de todas estas variables es lo que está permitiendo ofrecer nuevas experiencias y abrir oportunidades reales para la creación de valor. Porque, más allá del diseño y la potencia de un coche, los consumidores demandan y valoran nuevos aspectos a la hora de decantarse por uno u otro vehículo. La movilidad, la seguridad, la asistencia y comodidad de algunas automatizaciones (faros automáticos, corrección de desviación de carril, sensores de lluvia...) son, junto con las opciones de entretenimiento y sostenibilidad medioambiental, algunos de los factores que más se están teniendo en cuenta. Y los que abren la puerta al futuro de los vehículos no tripulados, que no serán posibles sin la inteligencia artificial ni los sensores inteligentes que, además, deben contar con la potencia, la flexibilidad y la escalabilidad de las soluciones en la nube.

Sensores y conectividad inteligente

Mientras, BMW es un claro ejemplo de cómo está integrando el Internet de las Cosas en algunos de sus modelos. Así, y como parte de la experiencia ofrecida en su Serie 7, éste modelo ofrece conectividad inteligente y procesamiento de datos en la nube en algo que se ha venido a llamar Carasso, del inglés Car-as-a-sensor (Coche-como-Sensor). Es una solución que permite al cliente de BMW tener información constantemente actualizada, por ejemplo, sobre límites de velocidad, optimización de rutas por las que ir o el estado de las carreteras. El círculo virtuoso de datos comienza en los sensores, que envían todos los datos a la nube AWS, donde son procesados ​​por BMW con sus propios socios de navegación, y finalmente se retransmiten como actualizaciones constantes al vehículo.

Cabe señalar que esta solución se desarrolló en solo 6 meses, lo que muestra cómo de rápido puede aplicarse la potencia de la nube en la industria automotriz.

Los mapas digitales del futuro

Pero no podemos esperar tener coches autónomos si antes no tenemos unos buenos mapas que en todo momento ofrezcan la información más actualizada de las carreteras. Es decir, un vehículo no tripulado requiere una gran cantidad de información en comparación con un vehículo tradicional. No en vano, el coche autónomo deberá decidir qué ruta seguir y, para ello, deberá basarse, entre otras cosas, en la información de su aplicación de mapas. Lo ideal es que los mapas le ofrecieran información del estado de las infraestructuras y los posibles obstáculos en el espacio que se pueda encontrar, así como información en tiempo real sobre posibles incidentes y atascos o sobre las condiciones atmosféricas. Y todo debe actualizarse constantemente en tiempo real para evitar, por ejemplo, un cambio temporal en la carretera que pueda causar riesgos para los pasajeros.

Algo que está comprendiendo Here, una de las compañías líder en mapas de alta definición y servicios basados ​​en ubicación, ha desarrollado una nueva solución basada en la nube de AWS y llamada HD Live Map. Esta nueva solución es capaz de proporcionar inteligencia artificial a toda la información necesaria para llevar a cabo maniobras con total seguridad y de acuerdo a las normas de circulación.

Como vemos, la industria del automóvil está "en evolución y la innovación desempeña un papel crucial al permitir a los clientes beneficiarse del progreso de las nuevas tecnologías", según Danilo Poccia, Evangelista Técnico, AWS.

Para poder sacar partido de todas estas tecnologías que están impactando en la industria del automóvil (como AI, IoT, tecnologías de Big Data), la nube ofrece ventajas que la convierten en la plataforma perfecta. La velocidad de procesamiento rápido, acceso y análisis de Big Data y conectividad centralizada, permite a los clientes ser más ágiles y acelerar su investigación y desarrollo.

Camiones inteligentes en ruta

Cuando hablamos del sector del automóvil, debemos pensar más allá de los coches personales. En junio pasado, un camión no tripulado estableció un nuevo récord en conducción autónoma, pasando una prueba de aproximadamente 320 kilómetros en una ruta desde Yuma (Arizona) a San Diego (California).

Este extraordinario hito fue posible gracias a la empresa TuSimple y su trabajo en sofisticados algoritmos de aprendizaje profundo desarrollados con Apache MXNet en AWS. TuSimple ha logrado hacerlo entrenando una inteligencia artificial con decenas de millones de kilómetros de rutas simuladas. Una vez en la carretera, la solución se ha valido, como sensores primarios, de imágenes a 30 frames por segundo o de los 100 megabytes de datos que se pasan a través de capas y se apilan para el aprendizaje. Los resultados luego se combinan en algoritmos a través de los cuales el camión puede tomar decisiones en tiempo real basadas en la información de la carretera, su velocidad y ángulo, así como otros vehículos.

Conversaciones: