Híbridos y Eléctricos

ESTUDIO ENFRENTA EL ELÉCTRICO AL ENCHUFABLE

¿Un híbrido enchufable es realmente un coche eléctrico?

Un estudio realizado entre Estados Unidos y Alemania ha contrapuesto las virtudes del coche eléctrico alimentado por baterías a las del híbrido enchufable.

¿Un híbrido enchufable es realmente un coche eléctrico?
¿Un híbrido enchufable es realmente un coche eléctrico?

Un estudio elaborado conjuntamente por el Instituto de Tecnología de Karlsruhe y el Instituto Fraunhofer de Investigación de Sistemas e Innovación ha contrapuesto las virtudes del coche eléctrico alimentado por baterías a las del híbrido enchufable. Mediante un análisis empírico, para el que han colaborado fabricantes y usuarios, se ha llegado a la conclusión que un coche híbrido enchufable con al menos 58 kilómetros de autonomía puede reducir las mismas emisiones de CO2 a la atmósfera que un automóvil completamente eléctrico.

El eterno debate entre administración, líderes políticos, fabricantes y sus abogados está en si se puede considerar un coche híbrido enchufable del mismo modo que un vehículo eléctrico únicamente alimentado por baterías o no. Para algunos, el híbrido enchufable es el equivalente a tener contratado Netflix y Sky a la vez: ninguno de los dos te satisface por completo y terminas pagando el doble para cubrir tus necesidades televisivas. En cambio, según un estudio publicado en la revista Nature, la modalidad híbrida enchufable es una solución mucho más eficiente de lo que parece, a pesar de sus estigmas.

Los investigadores de ambos institutos han recopilado información procedente de 49.000 vehículos 100% eléctricos y otros 73.000 híbridos enchufables, todos ellos distribuidos por las carreteras de Estados Unidos y Alemania. Los datos de rendimiento de ambas flotas provienen de los propios fabricantes de vehículos, de coches de pruebas y de una web habilitada para que los usuarios particulares administren y compartan el rendimiento de sus vehículos electrificados.

Según el investigador Patrick Plötz, del Fraunhofer ISI, "los vehículos híbridos enchufables representan un buen complemento para los coches eléctricos con batería con el fin de cumplir con el objetivo de reducir los gases de efecto invernadero. En el pasado, a menudo se los juzgaba demasiado críticamente debido a la falta de datos empíricos. Sin embargo, es importante que tengan una batería suficientemente grande con un alcance eléctrico real de más de 50 kilómetros y, además, que la descarbonización del sistema eléctrico sea bastante avanzada".

Por su lado Patrick Jochem, del Karlsruhe IT, opina que “cuando se toma en cuenta que la producción de las baterías mucho más pequeñas de los híbridos enchufables está asociada a menos emisiones de dióxido de carbono que la producción de las baterías más grandes de vehículos eléctricos, su balance de dióxido de carbono es incluso mejor”. Además añadió que “los híbridos pueden fomentar la confianza del público y la prevalencia de la movilidad eléctrica, ya que tienen el mismo alcance que los automóviles con motores de combustión interna, al contrario que los vehículos eléctricos con batería".

grafico

 Los PHEV pueden cubrir una gran parte de los trayectos diarios sin emisiones. Fuente: Nature.com

Además de la equivalencia a nivel de emisiones de CO2 para los trayectos inferiores a 50 kilómetros, que según el estudio se realizan prácticamente en la mitad de ocasiones en las que arrancamos nuestro vehículo, hay que tener en cuenta que la presencia de una conexión eléctrica en un automóvil aparentemente convencional –como es el PHEV– puede ayudar al gran público a acostumbrarse a la electrificación del transporte privado. Del mismo modo que pasa con toda nueva tecnología, el público necesitará de un tiempo para entender y adaptarse a este nuevo modus vivendi que se avecina con el vehículo eléctrico, en todas sus modalidades.

En definitiva, el estudio concluye equiparando las cualidades del vehículo 100% eléctrico a las del híbrido enchufable, siempre que cuente con una autonomía considerable. Así pues, si un PHEV de última generación –como pueden ser el BMW 330e, el Audi A3 e-tron o el Mini Countryman S E– te permite salir de casa, ir a la oficina, parar en el supermercado y volver sin encender en ningún momento el motor de combustión, se ha ganado de todas todas el derecho a ser considerado un vehículo eléctrico.

Conversaciones: