Híbridos y Eléctricos

MOVIDO POR BIOCOMBUSTIBLES

Scania AXL, un camión sin cabina, sin conductor y totalmente autónomo

Scania ha desarrollado un prototipo de camión autónomo que prescinde de la cabina del conductor integrando en la parte delantera un sistema autónomo de conducción que le permite moverse por sí mismo en entornos controlados.

Scania AXL, un camión autónomo que prescinde de la cabina y porl o tanto del conductor.
Scania AXL, un camión autónomo que prescinde de la cabina y porl o tanto del conductor.

El Scania AXL es un camión autónomo y sin cabina diseñado para trabajos de movimiento de tierras en entornos controlados, realizando tareas repetitivas. Sustituye al conductor por una serie de cámaras, sensores y radares que le permiten dirigirse y ser monitorizado por un entorno de control inteligente. Es capaz de moverse de forma autónoma por toda su zona de trabajo prestando el mismo servicio que un camión convencional.

Desarrollado por un grupo de expertos en diferentes campos de Scania, el fabricante de camiones sueco perteneciente al grupo Volkswagen, ha presentado el AXL como un prototipo funcional implementado con el mismo sistema modular de la compañía como parte básica de su diseño. Los vehículos autónomos pueden agilizar el transporte siendo más eficientes y sostenibles. Minas y grandes obras civiles con límites cerrados son ejemplos de entornos favorables para los vehículos autónomos, ya que son ubicaciones que puede controlarse fácilmente, no están sujetas a modificaciones imprevistas y exigen a los vehículos tareas repetitivas.

AXL

Scania AXL.

“Con este concepto, estamos dando un paso significativo hacia los sistemas de transporte del futuro, donde los vehículos autónomos desempeñarán un papel natural", asegura el presidente y CEO de Scania, Henrik Henriksson.

Según Claes Erixon, Jefe de Investigación y Desarrollo de Scania., “el desarrollo de vehículos autónomos ha avanzado mucho en los últimos años. Con vehículos conceptuales como el Scania AXL abrimos nuevos caminos y continuamos aprendiendo a gran velocidad”.

Tecnología

Para poder hacer viable que un camión sin conductor se mueva en un entorno logístico como el de una mina, el software es mucho más importante que el hardware. Por ello, el Scania AXL es dirigido y monitoreado por un entorno de control inteligente. Hasta ahora, los vehículos autónomos que han trabajado directamente con los clientes de Scania contaban con un conductor de seguridad que puede intervenir en cualquier momento cuando es necesario. Sin embargo, el Scania AXL no tiene esa posibilidad simplemente porque no tiene cabina para albergar a este conductor ni, por supuesto, mandos para poder ser manejado de forma manual.

Su concepción modular, marca de la casa, permite que el segmento de transporte y la cabina sean unidades independientes. De esta forma el AXL puede adaptarse a diferentes trabajos y propósitos, reduciendo los costes de producción gracias a su polivalencia. El módulo de la cabina tradicional se ha reemplazado por un nuevo módulo frontal inteligente en el que se incluyen todas las tecnologías necesarias para que el vehículo pueda reconocer su entorno y moverse por sí mismo. Aun así, Scania está orgulloso de que el concept “sea reconocible como un camión Scania”.

Alrededor del vehículo, Scania ha situado tres radares integrados, siete cámaras y un sensor LiDAR que mediante láser mapea el terreno y reconoce los obstáculos, indicando su posición relativa respecto al AXL. Con todos estos datos un potente ordenador y un software dedicado son capaces de dibujar, en tiempo real, un entorno virtual y diferentes mapas de movimiento.

AXL

El Scania AXL realiza los mismo trabajos que los camiones convencionales.

Para proteger a los peatones e identificar su presencia, una línea led horizontal que sirve de comunicación interactiva entre el operador y la máquina, bordea todo su perímetro como una interfaz hombre-máquina (HMI). El sistema sigue su posición para que quien se encuentra en su proximidad tenga la seguridad de que el camión le está detectándolo en todo momento.

Para mover el Scania AXL, el fabricante sueco no ha implementado un motor eléctrico sino que su motor de combustión se alimenta de biocombustibles renovables, una evolución tecnológica de sus motores tradicionales con el que se mantiene la potencia y la fiabilidad. A su vez, toda su estructura presenta la misma robustez que los camiones tradicionales, para poder trabajar en los entornos más difíciles como minas y grandes obras de construcción.

Conversaciones: