Híbridos y Eléctricos

SIN AFECTAR A LA SEGURIDAD

Un 15% más de autonomía para los coches eléctricos con este invento de ZF

ZF ha presentado una nueva tecnología que pronto podría formar parte del equipamiento habitual a bordo de los coches eléctricos.

Cinturones calefactables ZF coches electricos-portada
Los cinturones de seguridad calefactables de ZF reducen el consumo de energía de la batería acelerando el confort térmico de cada ocupante del vehículo.

ZF es una empresa alemana reconocida sobre todo por ser un suministrador de componentes para el automóvil, en concreto transmisiones completas y sistemas electrónicos. Desde hace años, ha dedicado sus programas de I+D al desarrollo de piezas para los vehículos eléctricos centrándose es lograr la mayor eficiencia posible. En el CES de Las Vegas, la compañía ha mostrado que ese objetivo le ha llevado incluso más lejos, creando nuevos elementos que ayudan a aumentar su autonomía, más allá de los puramente mecánicos.

En los años sesenta, Cadillac incluía por primera vez unos asientos con calefacción diseñados para hacer más confortables los días de frío a bordo de sus coches. Lo que parecía una idea, quizás, algo absurda, hoy es un elemento de confort que se incluye en muchos coches eléctricos y que logra reducir el consumo de la energía necesaria para la calefacción.

La idea de ZF se basa en esta misma filosofía. En este caso, se trata de aprovechar el cinturón de seguridad para calentar la parte superior del cuerpo y la zona pélvica. Al combinar este sistema con los asientos calefactados, se logra que los ocupantes alcancen el confort térmico más rápidamente. De esta manera, la energía de la batería que sería necesario utilizar para calentar todo el habitáculo se reserva para la propulsión. Los ingenieros de ZF han asegurado que "el sistema puede aumentar la autonomía hasta en un 15%, al reducir rápidamente la energía requerida para calentar el interior del vehículo".

Cinturones calefactables ZF coches electricos-interior1
El sistema de calefacción del cinturón de seguridad de ZF es más eficiente si se añade un sistema de asientos calefactables.

La seguridad no se ve afectada

La primera duda que surge al incluir calefacción en los cinturones es si este elemento, imprescindible para garantizar la seguridad activa ante un accidente, se ve perjudicado por esta incorporación.

En términos de protección de los ocupantes, los cinturones térmicos no son diferentes de los sistemas convencionales, asegura ZF. Los pequeños cables que conducen el calor se tejen directamente como hilos en la estructura de la correa. Los elementos de contacto de los circuitos eléctricos de calefacción están colocados de tal forma que no interfieren ni con el funcionamiento del cinturón ni con el retractor. La compañía no ha explicado si añade algún sistema que permita controlar la temperatura del cinturón.

Por ahora, ZF no ha ofrecido ningún adelanto sobre la disponibilidad de este nuevo sistema en su catálogo. Asegura que es “un producto demandado por parte de varios fabricantes de automóviles”, aunque no ha precisado quienes son esos futuros clientes.

Conversaciones: