Híbridos y Eléctricos

MÁS DE 30.000 CICLOS DE RECARGA SIN DEGRADAR LA VIDA DE LA BATERÍA

Una nueva tecnología promete baterías de gran capacidad, de carga ultra rápida y más duraderas

Un equipo de científicos de UCF ha desarrollado un nuevo proceso para crear supercondensdores flexibles que pueden almacenar más energía y ser recargados más de 30.000 veces sin degradar la vida de la batería.

Una nueva tecnología promete baterías de gran capacidad, de carga ultra rápida y más duraderas.
Una nueva tecnología promete baterías de gran capacidad, de carga ultra rápida y más duraderas.

Científicos de la Universidad Central de Florida (UCF) han logrado desarrollar un prototipo de batería equipada con un supercondensador eléctrico, que permitiría fabricar baterías con autonomía de días e incluso semanas, con cargas de sólo unos segundos, y una vida útil de hasta 20 veces más que las baterías de ion-litio.

A diferencia de las baterías convencionales que basan su funcionamiento en reacciones químicas, estos supercondesadores almacenan electricidad estáticamente en la superficie, por lo que es posible recargarlos a gran velocidad, además de que la superficie es capaz de contener una gran cantidad de electrones, lo que daría baterías de gran tamaño y durabilidad.

Nitin Choudhary, asociado de la UFC, menciona que "con esta tecnología estaremos ante un escenario donde sólo necesitaremos cargar nuestro smartphone por unos segundos, lo que nos dará más de una semana de autonomía".

Parte de las primeras pruebas consistieron en envolver materiales metálicos 2D (TMDs) con unos cuantos átomos del tamaño de nanocables 1D altamente conductores, lo que permitió que los electrones pasaran desde el núcleo a la carcasa de forma increíblemente rápida. A partir de esto, se determinó que es relativamente sencillo producir material de carga rápida, con gran capacidad de energía y densidad de potencia.

Sin embargo, este desarrollo aún está en una etapa muy temprana, por lo que aún está considerado como "prueba de concepto" y no hay una fecha estimada para que la podamos ver aplicada en componentes comerciales. Ahora el siguiente paso es patentar la investigación y arrancar con pruebas más elaboradas, de cara a poder desarrollar pequeñas baterías totalmente funcionales a largo plazo.

Conversaciones: