Híbridos y Eléctricos

BATERÍAS PLUG-IN-PLAY LIGERAS PARA USO DOMÉSTICO

Orison le hace la competencia a la Powerwall de Tesla

La startup Orison ha desarrollado un sistema de almacenaje de energía para el hogar que puede instalarse con una simple conexión a través de la red o de paneles solares, una alternativa a la Powerwall de Tesla.

Orison le hace la competencia a la Powerwall de Tesla.
Orison le hace la competencia a la Powerwall de Tesla.

Orison es el nombre de una pequeña startup con sede en San Diego (California) que ofrece un sistema de almacenaje de energía para el hogar. Se trata de un producto pequeño y ligero que permite instalarse, sin necesidad de electricista, con una simple conexión a través de la red o de paneles solares.

Su posibilidad de almacenamiento está alrededor de 2,2 KWh mediante un dispositivo básico que se puede ampliar adicionalmente con más elementos. El panel se puede instalar en la pared (muy elegante),  o colocarse en el suelo como si fuese una moderna torre-lámpara que incorpora una luz de LED así como un altavoz bluetooth y puertos USB. Los controles funcionan con una aplicación de teléfono inteligente. Su instalación es ideal para apartamentos, viviendas suburbanas o rurales. 

Se puede conseguir a través de la plataforma Kickstarter de crowdfunding. En estos momentos se puede adquirir por unos 1.200 dólares el módulo y 1.600 la torre (las baterías adicionales 1.100 dólares); estaría prevista su entrega para este verano.

Baterías integradas en el hogar

Esta sería una nueva aproximación a las máximas aspiraciones de las empresas dedicadas al almacenamiento energético doméstico. Es decir, conseguir un producto de máxima autonomía, poco peso, que sea económico y permita adaptar la potencia a las necesidades, disminuir el coste de la factura energética, que permita una instalación cómoda y versátil según las necesidades del cliente, además de compaginar el uso de placas solares para el autoconsumo y que el equipo se integre estéticamente en el ambiente. 

En seste sentido ya conocíamos la propuesta de Tesla con su Powerwall, una batería recargable para uso doméstico y pequeñas industrias con capacidad de almacenaje de 7-10 KWh a un coste aproximado a partir de  3-3.500 dólares (sin instalación). Pero en este caso, requiere un montaje profesional así como hacer instalación cableada con las consiguientes inspecciones.

La propuesta de Orison promete ser un estímulo para la competencia y la ampliación de nuevos proyectos que van surgiendo para aportar nuevas soluciones, como las de Nissan-Eaton o la de Renault-Carwatt que ya hemos dado cuenta en Híbridos y Eléctricos.

Conversaciones: