Híbridos y Eléctricos

DE 0 A 100 EN 8 SEGUNDOS | 1,9 LITROS/100 KM

Peugeot 208 HYbrid FE, el GTI responsable

Peugeot y Total han presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt (IAA) el proyecto 208 HYbrid FE, un deportivo híbrido de gasolina no enchufable con unas prestaciones similares a la versión GTI (de 0 a 100 en 8 segundos), pero con un consumo y emisiones muy reducidas (1,9 litros y 49 g/km).

Peugeot y Total trabajan conjuntamente para conseguir una reducción significativa del consumo de combustible, de las emisiones de CO2 y del TCO (coste total de utilización) de los vehículos. Visto por primera vez en el Salón de Ginebra de 2013, el 208 HYbrid FE tiene el objetivo de reducir a la mitad los registros de CO2 de la mejor versión en este apartado de la gama 208, la que equipa el motor 1.0 VTi 68, y dotarle de unas prestaciones cercanas a las del 208 GTi.

El Peugeot 208 HYbrid FE, un híbrido de gasolina no enchufable con prestaciones similares a las de la versión GTI, acelera de 0 a 100 km/h de 8 segundos, pero con unas emisiones de CO2 de 49 gramos por kilómetro, equivalentes a 1,9 litros de consumo medio cada cien kilómetros.

El 208 HYbrid FE está movido por un motor híbrido gasolina-eléctrico formado por una evolución del térmico de tres cilindros de gasolina de última generación, al que está unido un motor eléctrico alimentado por una batería de iones de litio.

En esta nueva hibridación del 208, Peugeot ha logrado, en términos de eficiencia, una reducción del 25 % de la resistencia aerodinámica, un aligeramiento del peso del 20 %, una reducción de consumo del grupo propulsor del 10 % y una recuperación de energía de la hibridación del 25 %.

El motor de combustión del sistema es el nuevo motor de tres cilindros de gasolina 1.2 VTi-FE, que ha recibido algunas evoluciones que han llevado a esa reducción del consumo en un 10 % y en las que ha colaborado la petrolera Total, que ha desarrollado lubricantes que han contribuido a reducir la fricción mecánica. El equipo de ingeniería de motores de Peugeot ha logrado una reducción de la fricción estimada en un 40 %.

Este  tres cilindros, de 68 caballos de potencia, tiene asociada una caja de cambios pilotada de serie, elegida por su elevado rendimiento.

La máquina eléctrica elegida para el 208 combina potencia y ligereza, ya que con 7 kilos de peso desarrolla 30 kW en motor y 100 kW en frenada, con un par máximo en los dos modos de 30 Nm y una régimen de giro máximo de 40.000 revoluciones por minuto.

Este motor asegura las funciones de marcha atrás por inversión del sentido de rotación, y de motor de arranque, además de permitir que el coche ruede en modo ZEV (eléctrico puro).

La batería de iones de litio, con una capacidad de 2 MJ útiles o de 0,56 kWh, pesa 25 kilogramos y  está situada junto al depósito de gasolina de 20 litros en una estructura que se atornilla a los bajos del coche, a la altura de la banqueta trasera. En este caso, la experiencia deportiva justifica esta ubicación por su mejor centrado de masas. El modulador y la centralita están situados bajo el capó en el espacio que deja libre la asistencia de frenos.

La hibridación, así distribuida, no tiene, por tanto, ningún impacto en el interior del coche, que conserva intacta su habitabilidad y capacidad de maletero.

El principio de funcionamiento de este sistema hace que en las fases de deceleración, tanto al levantar el pie del gas como al frenar, el vehículo decelera prioritariamente mediante el motor eléctrico, y el circuito hidráulico sólo actúa en la fase final de la frenada, cuando el coche se detiene.

Durante esta fase, el motor eléctrico funciona como receptor para recuperar la energía y recargar la batería -Esta recuperación se cifra en un 25 %- y, después, durante las aceleraciones, la energía se restituye y asiste al motor de gasolina en función de diferentes parámetros: presión sobre el pedal del gas y marcha insertada.

Es destacada en este demostrador tecnológico la utilización de la nueva generación de neumáticos de gran tamaño y banda de rodadura estrecha. En este caso se utilizan de 145 con perfil 65 y sobre llantas de 19 pulgadas y son capaces de reducir en un 20 % la resistencia a la rodadura. Estas ruedas requieren, además, menos esfuerzo de volante para orientarlas, con lo que permiten eliminar la asistencia de dirección, de forma que se gana espacio bajo el capó y se reducen consumo y peso.

 

Conversaciones: