Híbridos y Eléctricos

AIC Y TECNALIA

Proyecto EUNICE: reinventando el diseño del coche eléctrico

AIC-Automotive Intelligence Center y TECNALIA han presentado este martes, en la sede de AIC en Amorebieta, Vizcaya, la última innovación tecnológica que han desarrollado en el campo del vehículo eléctrico, el "motor en rueda".

El vehículo eléctrico reinventa su diseño gracias a la incorporación del motor en las dos ruedas delanteras.
El vehículo eléctrico reinventa su diseño gracias a la incorporación del motor en las dos ruedas delanteras.

En la comparecencia, el director técnico de Automotive Intelligence Center, Mikel Lorente, y el director del área de Automoción de Tecnalia, Alberto Peña, han explicado que en la actualidad, los vehículos eléctricos aprovechan el mismo hueco del motor de combustión para instalar el accionamiento eléctrico, desaprovechando una de las mayores ventajas del motor eléctrico, su elevada densidad de potencia, o lo que es lo mismo “muchos caballos en muy poco espacio”. 

Según han detallado, el objetivo de este motor-en-rueda es conseguir un mayor espacio en el interior del vehículo, lo que permitiría rediseñar el concepto actual que tenemos del vehículo eléctrico, al mismo tiempo que facilita la conducción.

Este sistema, según han señalado, ofrece gran libertad de diseño al fabricante de vehículo, con un aprovechamiento óptimo del espacio. Esto se puede aplicar tanto a vehículos convencionales como a nuevos conceptos de vehículos más rupturistas y adaptados a las necesidades futuras de las Smart Cities. Con este concepto podemos tener un maletero delantero, otro trasero y además, espacio libre entre ambos para acomodar pasajeros o carga adicional. 

Adicionalmente, creen que se trata de un sistema muy eficiente en su funcionamiento, de cero emisiones, y que ofrece nuevas posibilidades de control en cada rueda de manera óptima para mejorar la conducción y seguridad del vehículo.

Esta tecnología es el resultado del proyecto europeo EUNICE, que han desarrollado conjuntamente 13 socios durante los últimos cuatro años. 

Durante el proyecto se ha diseñado, desarrollado y validado un conjunto completo de motor-en-rueda que se ajusta a las necesidades de un vehículo eléctrico, superando con éxito todas las pruebas realizadas sobre estrés térmico en condiciones de operación extremas, paseo y comodidad, facilidad de conducción, seguridad y durabilidad para demostrar la alta modularización de la arquitectura del vehículo.

Conversaciones: