Híbridos y Eléctricos

PRIMICIA AUTOMOVILÍSTICA EN ESPAÑA

PSA Peugeot Citroën, el primer coche autónomo sin conductor que circula en España

Un prototipo de PSA Peugeot Citroën realiza en España el primer trayecto de automóvil autónomo en carretera abierta, tras la autorización recientemente anunciada por la DGT.

El Grupo PSA Peugeot Citroën es el primer fabricante de automóviles en realizar un recorrido en carretera abierta con un vehículo sin intervención total del conductor.
El Grupo PSA Peugeot Citroën es el primer fabricante de automóviles en realizar un recorrido en carretera abierta con un vehículo sin intervención total del conductor.

El Grupo PSA Peugeot Citroën se ha convertido en el primer fabricante europeo en realizar un trayecto en modo autónomo por carreteras abiertas en España, después de que el pasado 16 de noviembre la Dirección General de Tráfico (DGT) aprobó la regulación que establece un marco para la realización de pruebas con vehículos de conducción autónoma en vías abiertas de circulación. De hecho, ha sido el primer constructor en obtener la autorización de la DGT, cuya iniciativa sitúa a España entre los países punteros en conducción autónoma.

El prototipo autónomo de PSA Peugeot Citroën, basado en el Citroën Grand C4 Picasso, ha recorrido en modo autónomo el trayecto de 600 kilómetros que separa los centros de producción de PSA Peugeot Citroën de Vigo y de Madrid, ajustando por sí mismo, sin necesidad de intervención humana, la velocidad y los adelantamientos, en función de los demás automóviles, de los límites de velocidad y de la infraestructura.

03

Este modelo está dotado de tecnologías de última generación como un sistema de navegación por satélite GPS, así como de radares delanteros y traseros y de láseres con escáner, de cámaras digitales y también de una centralita de guiado electrónico que gestiona de forma autónoma la dirección, la aceleración y el frenado, a través del volante y los pedales.

Con estas funciones de conducción automatizada, el conductor no usa ni los pedales ni el volante, aunque puede desactivar la función y retomar el control del coche cuando desee. La velocidad del vehículo se adapta a los límites de velocidad vigentes, entre 0 y 120 kilómetros por hora y la dirección sigue las marcas de la carretera.

Este vehículo supone un hito en la estrategia del Grupo PSA Peugeot Citroën, que a partir de 2018 prevé introducir en sus automóviles funciones que liberen a los conductores, hasta llegar a la de conducción totalmente autónoma en el horizonte 2020.

Conversaciones: