Híbridos y Eléctricos

DESARROLLO ESPECÍFICO

Schaeffler presenta dos rodamientos que aumentan la autonomía de coches eléctricos

El especialista alemán Schaeffler ha presentado dos nuevos rodamientos desarrollados específicamente para vehículos eléctricos e híbridos, cuya tecnología reduce las pérdidas de energía y permite una pequeña ganancia de autonomía.

rodamiento-coches-electricos-schaeffler
rodamiento-coches-electricos-schaeffler

En los coches eléctricos, donde la autonomía es clave, cada pequeña ganancia en el aprovechamiento de la energía es una victoria. Incluso en aquellos componentes que habitualmente no protagonizan la primera plana. Ese podría ser el caso de los rodamientos, los cuales también se están empezando a diseñar de manera específica para los coches eléctricos.

Los rodamientos desempeñan un papel fundamental en las cadenas cinemáticas de los vehículos, razón suficiente para que fabricantes especializados como Schaeffler estén comenzando a desarrollar rodamientos específicos para este tipo de propulsión. En este sentido, Schaeffler acaba de presentar dos innovaciones diseñadas específicamente para vehículos eléctricos: un rodamiento de tres hileras denominado TriFinity y un rodamiento de bolas de alta eficiencia.

Estos dos nuevos productos buscan optimizar la fricción, reducir las pérdidas de energía y aumentar así la autonomía de los vehículos eléctricos a los que van dirigidos. La compañía alemana ha encontrado una importante oportunidad de negocio en los rodamientos para los vehículos electrificados, hasta el punto de establecer a principios de este año una nueva división de negocio específica de Rodamientos dentro de su división de Tecnologías de Automoción. Según Matthias Zink, CEO de Tecnologías de Automoción de Schaeffler AG, «la movilidad eléctrica representa una gran oportunidad para nuestro negocio de rodamientos».

El TriFinity es un rodamiento de rueda de tres hileras diseñado específicamente para cadenas cinemáticas electrificadas. Este rodamiento no es más grande que los rodamientos de bolas estándar con dos hileras, pero es capaz de transferir mayores cargas sobre el eje, al tiempo que ofrece una vida útil significativamente mayor y una rigidez mejorada. Además, este diseño proporciona una alternativa a los rodamientos de rodillos cónicos precargados.

El cambio de un rodamiento de rodillos cónicos a un rodamiento de bolas como el TriFinity supone «una mejora significativa del par de fricción y la rigidez», lo que se traduce en una reducción del 0,7% en el consumo de energía eléctrica en un vehículo de batería, según los ciclos de prueba FTP75. 

En combinación con la tecnología de estrías frontales de Schaeffler, permite tener rodamientos con diámetros más pequeños y ligeros y, por lo tanto, una reducción de la fricción del rodamiento y de la junta. Según Schaeffler, esta tecnología permite que el rodamiento transmita hasta un 50% más de par motor con las mismas dimensiones de un rodamiento convencional. Además, es más fácil de montar y reduce el ruido en vehículos eléctricos. 

El segundo de ellos es un rodamiento de bolas con disco centrífugo, un rodamiento de alto rendimiento que combina las ventajas de los diseños de rodamiento abierto y de rodamiento sellado para garantizar mayor eficiencia y vida útil. Ofrece 0,3 Nm menos de fricción y una reducción de las emisiones de CO2 de aproximadamente 0,1 g/km por rodamiento. Además, tiene una vida útil diez veces superior a la de un rodamiento abierto y menores costes.

Conversaciones: