Híbridos y Eléctricos

Sistemas start/stop para coches con transmisión automática

Bosch ha vendido ya 1,5 millones de sistemas start/stop desde que inició su fabricación en serie a finales de 2007. Hasta ahora se utilizaban sobre todo en automóviles con cambio manual.

Esquema de funcionamiento de los circuitos eléctricos, de comunicación e hidráulicos, de los sistemas Start/Stop de Bosch para coches con cambio automático.
 

Bosch ha vendido ya 1,5 millones de sistemas start/stop desde que inició su fabricación en serie a finales de 2007. Hasta ahora se utilizaban sobre todo en automóviles con cambio manual. En colaboración con los fabricantes de automóviles, Bosch ha logrado adaptar esta nueva técnica para su utilización en coches con cambio automático, por lo que, desde ahora, viene ya montado en algunos nuevos modelos como el Porsche Panamera y el Volkswagen Passat con transmisión de embrague doble, así como en el Fiat 500, en combinación con una transmisión manual automatizada, y en el Audi A8 dotado con un cambio automático conversor. Los estudios que ha realizado Bosch han demostrado que los sistemas start/stop reducen tanto el consumo de combustible como las emisiones de CO2 conforme al nuevo ciclo europeo de conducción (NEFZ) en hasta un 5 por ciento, y hasta en un 8 por ciento en el porcentaje del NEFZ que corresponde al tráfico urbano.

 

  • Los sistemas start/stop están ya disponibles para distintos tipos de automóviles con cambio automático.
  • Desde el inicio de su fabricación en serie, a finales de 2007, ya se han equipado 1,5 millones de vehículos con la técnica start/stop de Bosch.
  • Hasta un 8 por ciento menos de emisiones de CO2 y de consumo de combustible en el tráfico urbano.

 

Un gran reto para los ingenieros de Bosch

En los vehículos con transmisión automática, la función start/stop funciona de forma muy sencilla. Sólo se tiene que pisar el freno y cuando el coche se detiene, se apaga el motor automáticamente. El coche vuelve a arrancar en el momento en el que se levanta el pie del pedal del freno. Por un lado, esto es muy cómodo para los conductores, ya que sólo tiene que acelerar y frenar, pero, por otro, para los ingenieros ha supuesto un gran reto que el proceso de arranque sea aún más rápido y dinámico, porque aquí se elimina el tiempo que el conductor necesita en un automóvil con cambio manual, para pisar el embrague y meter la marcha. Para ello, los ingenieros de desarrollo de Bosch han adaptado el potente motor eléctrico, así como la silenciosa mecánica de una vía del motor de arranque y el sistema de inyección. El software de regulación se ha modificado conjuntamente con los fabricantes de automóviles. El nuevo sistema sigue integrado, entre otros componentes, por el sensor de la batería, un conversor de corriente continua y una batería altamente resistente a los ciclos parada/arranque.

 

Alternadores Bosch de alta eficiencia

Los sistemas start/stop que aprovechan los componentes existentes como el motor de arranque y el módulo electrónico de control del motor se pueden adaptar rápidamente y de forma económica a los distintos motores y vehículos.

Por ese motivo, se ha impuesto esta técnica basada en el motor de arranque en casi todos los fabricantes de automóviles en Europa, casi siempre con Bosch como proveedor. Un complemento ideal para los sistemas start/stop son los potentes alternadores que pueden cargar rápidamente la batería. Con ello, el sistema start/stop se puede utilizar un mayor número de veces. Bosch ha incluido en su programa de productos los alternadores de la línea Efficiency "Ambas técnicas son elementos de las soluciones Efficiency plus de Bosch. Juntas permiten ahorrar en las ciudades hasta un diez por ciento de combustible", explicó Ulrich Kirschner, presidente de la división Starter Motors and Generators de Bosch.

{jcomments on} 

Conversaciones: