Híbridos y Eléctricos

LAS PRUEBAS PROMETEN

Tesla aumenta la producción de celdas 4680, aunque no es para lo que piensas

El desarrollo de las celdas 4680 sigue su curso. El aumento de la producción resulta esperanzador, aunque no hay que emocionarse en exceso ya que todavía no hay fecha de lanzamiento programada.

baterias-tesla-4680_portada
Tesla aumenta la producción de celdas 4680, aunque no es para lo que piensas

Llevamos ya unos meses, por no decir años, hablando de las celdas 4680 de Tesla. Hemos escuchado muchos rumores, diversas informaciones y bastantes avances. Sin embargo, todavía no se ha producido el gran momento que todos esperamos: el inicio de la producción de la próxima generación de super pilas de la marca americana. Ahora se anuncia que la fabricación de celdas ha aumentado, pero no para fines comerciales.

Todos los fabricantes realizan una ingente cantidad de pruebas y ensayos con sus tecnologías. Tesla hace lo propio con las celdas 4680. Los buenos datos obtenidos en los primeros test han animado al aumento de la producción con tales fines. «El proyecto de la celda 4680 continúa progresando. Estamos produciendo un número creciente de baterías con fines de pruebas y, hasta ahora, los resultados de las pruebas cumplen con nuestras expectativas».

Puede que no sea el anuncio que todos esperamos, pero son buenas noticias. Cuando un fabricante acelera el proceso de ensayos es que los resultados iniciales son buenos. Los pasos que lleva dados Tesla en el desarrollo de las celdas 4680 animan a un mundo que espera con ansia el lanzamiento de este nuevo concepto de baterías que promete llevar la tecnología eléctrica a un nuevo nivel.

produccion-baterias-tesla

Empleados de Tesla manipulando una batería.

Como ya hemos dicho, a lo largo de estos últimos meses son muchas las noticias generadas en torno a las nuevas celdas de Tesla. Poco a poco hemos ido conociendo más detalles de cómo serán. Hace una semana, aprovechando la apertura de la Gigafactoría de Berlín, se pudo ver un prototipo de la batería y la forma en la que estaba unida a la plataforma, creando un único conjunto. He ahí una de sus principales características.

Tesla quiere unificar el chasis y el paquete de baterías. Actualmente son dos componentes diferentes que se unen en un punto determinado de la cadena de montaje. Con el nuevo sistema se pretende conseguir una única estructura, lo que reduce el peso, mejora la rigidez del chasis y abarata la producción. Menos peso significa más autonomía, más rigidez implica mejor comportamiento y menos coste de producción supone un menor precio de venta.

Sin embargo, la realidad indica que las celdas 4680 de Tesla son complicadas de producir. De hecho, algún que otro experto fabricante como Panasonic tiene serias dudas al respecto. Obviamente si Tesla ha anunciado que aumenta el ritmo de producción es que se puede hacer, aunque la complejidad llega en el momento en el que ese proceso de construcción se adentra en el proceso industrial en serie. A mano todo es más sencillo de encajar.

Lo único que sabemos por el momento es que las celdas 4680 no tienen fecha fija de lanzamiento. Su llegada a los mercados es desconocida, aunque sí se sabe que el Tesla Model Y será el primero en emplearlas. En un primer momento la idea era generar una producción de 100 GWh para el 2023, aumentando progresivamente la producción hasta los 3.000 GWh para el año 2030. Seguiremos esperando.

Conversaciones: