Híbridos y Eléctricos

VOLKSWAGEN

Tecnología blockchain para garantizar la procedencia ética del cobalto

Al igual que Ford y LG Chem, el grupo alemán se unirá a un programa piloto para verificar mediante el blockchain el origen responsable del cobalto usado en las baterías de litio de los coches eléctricos.

Volkswagen usará la tecnología blockchain para garantizar la procedencia ética del cobalto.
Volkswagen usará la tecnología blockchain para garantizar la procedencia ética del cobalto.

Volkswagen se ha unido a una iniciativa de la industria automotriz para usar la tecnología blockchain con el fin de garantizar que el cobalto usado en las baterías de litio de los coches eléctricos se extrae de manera responsable. La tecnología blockchain ayudará a mejorar la eficiencia, la sostenibilidad y la transparencia en la cadena de suministro del cobalto, cuya extracción en las minas de África está rodeada de polémica.

El cobalto es uno de los componentes de las baterías de litio, y se espera que la demanda del mineral se multiplique por ocho en 2026, según la consultora Morgan Stanley. El gran problema es que el principal productor de cobalto es la República Democrática del Congo, un país que ha sido acusado de violar los derechos humanos de los trabajadores mineros e incluso de explotación infantil.

Eso motivó a que varias compañías como Ford Motor, LG Chem, Huayou Cobalt, IBM y RCS Global crearan a inicios de este año un programa piloto usando la plataforma blockchain de IBM y la tecnología Hyperledger Fabric de la Fundación Linux. El objetivo es rastrear y validar minerales de origen ético, lo que hace posible detectar la procedencia de los minerales y, al mismo tiempo, garantizar la transparencia para todas las compañías en la cadena de suministro. Ahora Volkswagen se ha unido al programa en el que cada miembro podrá acceder a la información de la plataforma y agregar datos inalterables para rastrear rutas minerales casi en tiempo real. El grupo alemán también tiene previsto usar el blockchain en la electrónica de consumo y la industria aeroespacial.

La tecnología blockchain servirá como complemento en los procedimientos de auditoría y evaluación actuales, así como también los estándares de abastecimiento responsable desarrollados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Tradicionalmente, las compañías tenían que confiar en auditorías de terceros y en procesos manuales laboriosos para establecer el cumplimiento de los estándares de la industria, pero ahora podrán acceder a los datos de forma directa.

Los operadores del programa piloto, que comenzará oficialmente a mediados de este año, alentarán a todos los participantes en la cadena de suministro a sumarse a la iniciativa. El rastreo del cobalto será solo el punto de partida del programa, ya que en el futuro se quiere usar el blockchain para verificar la procedencia de otros metales usados en las baterías, así como para materias primas y tierras raras.

“Seguimos comprometidos con la transparencia en toda nuestra cadena de suministro global”, dijo en enero Lisa Drake, vicepresidenta de compras globales y operaciones de tren motriz de Ford. “Al colaborar con otras industrias líderes en esta red, nuestra intención es utilizar tecnología de punta para garantizar que los materiales producidos para nuestros vehículos ayuden a cumplir nuestro compromiso de proteger los derechos humanos y el medio ambiente”.

Por su parte, Jong-Hyun Kim, presidente de LG Chem, dijo que al participar en el programa piloto su compañía pretendía no solo mejorar la calidad y el rendimiento de los productos, sino también mejorar los procesos de adquisición de la materia prima.

Conversaciones: