Híbridos y Eléctricos

ALMACENAMIENTO DE ENERGÍA

Volvo desarrolla un concepto de baterías para vehículos eléctricos

El fabricante sueco Volvo Car ha desarrollado un revolucionario concepto de almacenamiento de energía que podría mejorar el uso de energía de los futuros vehículos eléctricos.

El material, formado por fibras de carbono, baterías nanoestructuradas y supercondensadores, ofrece un almacenamiento de energía más ligero que requiere menos espacio en el coche, estructuras más eficaces y más ecológicas.

Esta iniciativa, forma parte de un proyecto de investigación de la UE, donde participa el Imperial College of London como socio principal, junto con ocho socios, y Volvo como único fabricante de coches del proyecto. El equipo ha identificado una solución factible para el gran peso, gran tamaño y para los altos costes asociados con las baterías que se encuentran en híbridos y coches eléctricos hoy en día, manteniendo al mismo tiempo una capacidad eficiente de potencia y rendimiento. El proyecto de investigación se ha llevado a cabo durante 3,5 años y ahora se ha aplicado en forma de componentes en la carrocería dentro de un Volvo S80 experimental.


EL AVANCE
La respuesta se encuentra en la combinación de fibras de carbono y una resina de polímero, con los que se crea un nanomaterial muy avanzado y supercondensadores estructurales. El carbono reforzado con fibras de carbono se moldeó para encajar alrededor del marco del coche, como los paneles de las puertas, el maletero y la llanta, con el consiguiente ahorro de espacio, con los supercondensadores integrados dentro de la piel de los componentes. Este material puede ser usado alrededor del vehículo, sustituyendo a los componentes actuales para almacenar y cargar la energía.

El material se recarga por el uso freno regenerativo o al conectarse a una red eléctrica. A continuación, se transfiere la energía al motor eléctrico que se descarga, ya que se utiliza en todo el coche.

Estos avances han demostrado que este material no sólo tiene cargas y almacenamiento más rápidos que las baterías convencionales, sino que también es fuerte y flexible.


 

LOS RESULTADOS HASTA EL MOMENTO
Volvo ha evaluado la tecnología mediante la creación de dos componentes para pruebas y desarrollo. Se trata de una tapa del maletero y una cubierta de cámara, que han sido probados en el Volvo S80.

La tapa del maletero es un componente de almacenamiento de funcionamiento con motor eléctrico que potencialmente puede reemplazar las baterías tradicionales que se ven en los coches hoy. Es más ligero que una estándar, ahorrando volumen y peso.

La nueva cámara demuestra también que puede reemplazar a la barra estabilizadora, una fuerte pieza estructural que estabiliza el coche en la parte delantera, y a la batería del sistema start-stop. Esto permite ahorrar más del 50% en peso y es lo suficientemente potente como para suministrar energía al sistema del coche de 12 voltios.

Cree que la sustitución completa de los componentes existentes de un coche eléctrico por el nuevo material podría reducir el peso total en más de un 15%. Esto no sólo es rentable, sino que también mejora su impacto medioambiental.

En el proyecto participan el Imperial College de Londres ICL Reino Unido (líder del proyecto), Swerea Sicomp, Suecia Volvo Car Group, Suecia Bundesanstalt für Materialforschung und-prüfung BAM, Alemania ETC batería y fuelcells, Suecia INASCO, Grecia Chalmers (Suecia Hybrid Centre), Suecia Cytec Industries (prev UMECO / ACG), Reino Unido, y Nanocyl, ncyl (Bélgica).

Conversaciones: