Híbridos y Eléctricos

DISPONIBLE EN ESTADOS UNIDOS

El adaptador CCS1 de Tesla ya está disponible, aunque tiene una pega

Desde hace mucho era una de las grandes demandas de muchos de los usuarios de Tesla de Estados Unidos. El adaptador CCS1 permitirá conectarse a cualquier punto de carga pública, aunque no a todos los coches.

Adaptador-CCS-Tesla
Por fin las plegarias de muchos usuarios de Tesla han sido escuchadas

La particularidad del sistema de carga de Tesla en Estados Unidos ha supuesto un quebradero de cabeza para muchos usuarios. El no poder acceder a algunos puntos de la red de recarga pública tiene los días contados porque finalmente los de Austin han puesto a la venta un elemento que se volverá indispensable. El adaptador CCS1 tan solicitado ya está disponible en la tienda oficial de la compañía por un precio de 250 dólares. El sueño cumplido para muchos conductores, aunque no todos podrán disfrutar de esta nueva ventaja.

Aunque Estados Unidos no ha sido el primer mercado del mundo donde se ha puesto a la venta, en Corea del Sur lleva casi un año disponible, la tienda online de Tesla en Estados Unidos ya cuenta con un potente adaptador que promete ayudar a muchos usuarios. Se trata de una conexión que permitirá conexiones de hasta 250 kW, lo que es realmente impresionante teniendo en cuenta que su uso no supondrá la pérdida de capacidad de carga. Sin embargo, hay un problema importante.

La alegría llega a muchos usuarios que harán de este adaptador una pieza fundamental en su catálogo de productos, sin embargo Tesla ha comunicado que solo es apto para las versiones más modernas de su flota. Muchos de los modelos antiguos no son aptos para este conversor ya que no cuentan con un hardware de comunicación para la transformación al sistema CCS. Lo más probable es la falta de un chip de comunicación PLC (Power Line Communication) que facilite la conexión de un sistema a otro.

Adaptador-Combo-Tesla
A pesar de su aparente simplicidad, el adaptador permite potencias de carga de hasta 250 kW

La propia compañía ha asegurado que en aquellos modelos antiguos que sí tengan la capacidad de comunicación pronto lanzará una actualización para ellos, esperada para principios de 2023. Los usuarios pueden comprobar por sí mismos si son aptos para poder disponer del adaptador mirando las especificaciones de su coche a través del menú y la configuración general. Como ya hemos dicho, las versiones más actualizadas y recientes de Tesla ya llegan de fábrica con esta posibilidad, por lo que no tendrán que hacer nada, tan solo comprar la pieza en la tienda oficial.

El coste es de 250 dólares, un precio bastante razonable para un componente que puede ser de gran ayuda a muchos usuarios. Sin duda alguna la apertura de Tesla al uso de cargadores terceros en Estados Unidos es una buena noticia para la red, aunque muchos usuarios seguirán apostando por la vasta red de supercargadores de la compañía ya que es la más corriente de todas. La tienda oficial anuncia que el envío comenzará dos semanas después tras realizar el pedido.

Conversaciones: