Híbridos y Eléctricos

DATOS AJUSTADOS

¿Qué diferencia de peso suponen las celdas 4680 de Tesla? La báscula no miente

Los primeros Tesla Model Y con celdas 4680 llevan meses circulando por la carretera, pero no ha sido hasta ahora cuando hemos podido conocer la diferencia de peso que los separa de los Model Y con celdas 2170.

LG anuncia una inversión para producir celdas 4680
Una de las grandes promesas de las celdas 4680 no parece cumplirse en la realidad

Llevamos años escuchando las propiedades y bondades de las nuevas celdas 4680 de Tesla. Los de Austin nos habían prometido una serie de importantes ventajas con respecto a las baterías 2170 que hasta ahora han sido las más empleadas por la compañía. El ahorro de peso se había marcado como una de las más importantes, al menos en la teoría. Sin embargo, la práctica parece desmontar ese mito, tal y como han podido comprobar los expertos del canal de YouTube, The Kilowatts.

Tras la celebración de la apertura de la Gigafactoría de Tesla en Austin, el nuevo cuartel general de la compañía, empezaron a rodar los primeros Tesla Model Y con celdas 4680. En el Battery Day de 2020 Tesla desveló al mundo el prometedor formato. Con un tamaño de pila mayor se podían conseguir cinco veces más de energía, un 16% más de autonomía y seis veces más potencia. Entre otras particularidades había que sumar más rigidez torsional, ahorro de costes y menor peso.

Está claro que el formato de batería estructural supone muchas ventajas con respecto a sus predecesoras, las celdas 2170. La mayor densidad del paquete y la forma en la que está anclado al coche, formando parte de su estructura, aportan un mayor grado de rigidez, lo que permite una mejor conducción y una mayor seguridad en caso de colapso de la estructura, es decir, más seguridad frente a accidentes y golpes de gravedad.

Lo que está claro que hasta ahora no se habían podido medir las ventajas de un sistema frente a otro, pues hasta hace unos meses no había coches circulando con el nuevo formato de baterías. Los expertos de Kilowatts han tenido la suerte de poder echar el guante a dos unidades del Tesla Model Y; una fabricada en la planta de Fremont con celdas 2170 y otra en ensamblada en la nueva Gigafactoría de Tesla en Austin con las celdas 4680. Los han comparado y medido y han descubierto cosas interesantes.

Si bien la mayor densidad de baterías ha permitido al modelo de Austin ganar cualidades en autonomía, potencia y velocidad de carga, las diferencias en el peso son prácticamente insignificantes. Preguntados constantemente con respecto al peso de ambos modelos, dictando la teoría una clara ventaja para las celdas 4680, la báscula no miente, marcando una mínima diferencia de apenas 9 kilogramos entre uno y otro. ¿A qué es debido?

Pues por el momento habrá que quedarse con esa duda ya que Tesla no se ha pronunciado al respecto, pero los datos están ahí. El Model Y con celdas 4680 arrojó un peso final de 4480 libras, 2.032,10 kilogramos, mientras que el Model Y con celdas 2170 mostró un peso en báscula de 4500 libras exactas, unos 2.041,17 kilogramos, haciendo rápidamente la resta vemos una diferencia de apenas 9,07 kilos. Tampoco es que suponga un gran problema porque al fin y al cabo las celdas 4680 siguen siendo superiores en datos más relevantes, donde es importante.

Conversaciones: