Híbridos y Eléctricos

NO MÁS ENGAÑOS

La última actualización de Tesla es capaz de detectar a los conductores tramposos

Tesla quiere que su tecnología se emplee de forma sensata y segura. La última actualización de su paquete FSD Beta es capaz de reconocer si el conductor está haciendo trampas con los famosos contrapesos de volante.

Trampa-Volante-Tesla
La última versión del paquete FSD Beta detecta si el conductor está haciendo trampas

Los miles de millones de euros que las compañías invierten en el desarrollo de sistemas de seguridad pueden verse comprometidos y anulados por las malas prácticas de los conductores. Eso es lo que lleva pasando hace mucho entre la comunidad de Tesla. El paquete FSD Beta es uno de los sistemas de conducción autónoma de nivel 2 más avanzados del mundo, pero algunos usuarios están empeñados en usar trampas que pueden suponer un grave riesgo para su seguridad y la de otros usuarios de la vía. Para evitar este problema Tesla ya es capaz de reconocer esas actitudes gracias a la última versión del paquete de seguridad.

En los asistentes de nivel 2, por normativa, todavía se exige que el conductor mantenga las manos en el volante ya que es este el que tiene la responsabilidad última en caso de accidente. El equipo de sensores es capaz de reconocer cuando el conductor no tiene posadas las manos en el volante. El asistente alerta del comportamiento indebido y si el conductor sigue sin seguir las órdenes de seguridad el programa se desactiva por completo por incumplimiento de las condiciones.

Todos los asistentes de nivel 2 presentan la misma condición en su código de seguridad, pero desde hace mucho tiempo usuarios de Tesla han encontrado una solución que libera al conductor del arduo trabajo de llevar las manos al volante. En Internet se pueden encontrar muchos dispositivos que suplantan al conductor y engañan al paquete FSD Beta. Desde hace mucho tiempo Tesla sabe de estas prácticas y ante posibles riesgos en casos de accidentes, algo de lo que Tesla ya va sobrada, ha decidido poner fin a estas prácticas mediante una actualización.

La última versión del paquete FSD Beta es capaz de reconocer la presencia de estos dispositivos, o al menos así informan desde la comunidad de Tesla. El contrapeso no servirá de nada si el batallón de sensores lo reconoce. En caso de que así sea el equipo de seguridad se desactivará tras lanzar varios avisos al conductor. O este recupera la posición de las manos o el programa no volverá a trabajar durante ese recorrido. La introducción se realizó en la última versión 10.69.3, y la renovada actualización ha mejorado algunas funciones.

Como ya hemos dicho, a Tesla le sobran problemas con las autoridades en lo que se refiere a su equipo de seguridad. La NHTSA tiene sus ojos puestos en la compañía de Austin a tenor de algunos accidentes ocurridos recientemente. La forma en la que Tesla vende su paquete de asistentes a la conducción de nivel 2 ha causado mucha controversia entre otros fabricantes y algunas instituciones. El hecho de que muchos usuarios puedan “falsificar” los sistemas de seguridad no ayuda en absoluto, por no decir que todos ellos están incumpliendo muchas normativas de seguridad vial.

Conversaciones: