VIRALES

Donald Trump amenaza a General Motors con retirar las ayudas al vehículo eléctrico

Donald Trump ha amenazado General Motors con retirarle todas las ayudas que recibe por parte de su Gobierno, incluídas las relativas al coche eléctrico, pro cerrar cinco fábricas en los Estados Unidos.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, ha amenazado a General Motors con retirarle todas las ayudas que recibe por parte de su Gobierno, incluido el subsidio a la compra de coches eléctricos, como represalia por cerrar numerosas fábricas en el país. El enfado de Trump es consecuencia de que Mary Barra, CEO de GM, anunció ayer que cerrará hasta cinco centros productivos, dos de ellos dedicados a la construcción de motores y otros tres al ensamblaje de vehículos.

Como resultado de la reestructuración de General Motors, se estima que se eliminarán 10.000 puestos de trabajo en los EEUU. La reacción de Trump, que tiene la defensa del puesto de trabajo del estadounidense medio como uno de los baluartes para mantener su electorado, no se hizo esperar y llegó a través de la red social Twitter, donde además de amenazar el fabricante con la retirada de las ayudas, le recriminó que “EEUU los salvó y así es como lo agradecen”.

Trump también quiso mencionar que “no cierran nada ni en China ni en México”. Además, el presidente estadounidense afirmó que General Motors ha hecho “una fuerte apuesta por china en los últimos años”, pero considera que “no los saldrá a cuenta” haber construido fábricas fuera de Estados Unidos. “¡Estoy aquí para proteger los trabajadores americanos!”, concluyó.

La respuesta de General Motors

GM reaccionó con un comunicado en el que “se compromete a mantener una fuerte presencia de fabricación en los Estados Unidos, como lo demuestran nuestras más de 22 mil millones de dólares en inversiones en las operaciones dentro del país desde 2009”. Según el fabricante, los anuncios de ayer “respaldan nuestra capacidad de inversión para el crecimiento futuro y posicionan a la compañía para el éxito a largo plazo”, además de “mantener el crecimiento del empleo estadounidense”. General Motors considera que muchos de los trabajadores estadounidenses afectados por estas acciones “tendrán la oportunidad de cambiarse a otras plantas de GM, donde necesitaremos más empleados”. La transformación de GM también incluye trabajos técnicos y de ingeniería para “apoyar el futuro de la movilidad, como nuevos trabajos en electrificación y vehículos autónomos”.

Reacciones en las redes

El demócrata Bernie Sanders, uno de los opositores más duros con Donald Trump, compartió su opinión al respecto en las redes: "Este año, General Motors recibió una desgravación fiscal de 514 millones de dólares como resultado de la concesión de impuestos de Trump a los ricos. Pero en lugar de usar ese dinero para aumentar los salarios, aumentar los beneficios o agregar más puestos de trabajo, está haciendo exactamente lo contrario."

This year, General Motors received a $514 million tax break as a result of Trump’s tax giveaway to the wealthy. But...

Posted by U.S. Senator Bernie Sanders on Dilluns, 26 novembre de 2018

 

Otros usuarios anónimos de la red tiraron de sarcasmo para criticar al presidente...

 

...lo culparon de haber provocado la situación con el aumento de los aranceles al acero importado...

 

...o se limitaron a mostrarse en desacuerdo con la política de Trump.

Conversaciones: