Imprimir

Canyon ve un coche eléctrico a pedales como alternativa a las bicicletas eléctricas

Alejandro González | 02 de septiembre de 2020

El coche eléctrico a pedales de Canyon.
El coche eléctrico a pedales de Canyon.

Canyon nos da a conocer su visión de qué pasaría si fusionáramos un coche con una bicicleta eléctrica, y lo que resulta de tal unión es un coche eléctrico a pedales que podría resultar en una idea que al final acabe comercializada.

¿Estabas pensando comprarte una bicicleta eléctrica pero el frío de las mañanas no te ayuda? ¿No alcanza tu presupuesto para un coche eléctrico? ¿Te parecen demasiado inseguras las motocicletas eléctricas y no te protegen de las inclemencias del tiempo? Parece que Canyon habría encontrado una fórmula para dar salida a esta tesitura, si es que alguien alguna vez se ha encontrado, o se encuentra, en este dilema. Lo que véis encabezando este artículo es la visión de un pequeño coche eléctrico a pedales de Canyon.

Canyon está en racha, y sus nuevos lanzamientos son la prueba que lo demuestran. Ayer mismo pasaban por nuestra portada dos nuevas bicicletas eléctricas de corte premium y alta calidad destinada a aquellos que quieran desplazarse por la urbe a la última. Se trata de las Commuter:ON y Precede:ON, dos bicicletas eléctricas con cuadros de aluminio y fibra de carbono, respectivamente, que además modifican el diseño del mismo para que sea más fácil su uso diario.

El caso de hoy, Canyon ha acercado su saber hacer en el mundo del pedal al de los coches, y nos trae un concepto que bien podría ser la evolución de un coche de juguete a pedales, como con los que todos alguna vez en nuestra vida hemos jugado. Y realmente se podría, a grandes rasgos, decir que es el mismo concepto, pero tomando como excusa la ecomovilidad.

Se trata de un coche eléctrico a pedales (no han dado un nombre o apodo al proyecto) que Canyon propone como la alternativa perfecta para aquellos países en los que las inclemencias del tiempo supongan un verdadero desafío a la hora de pedalear todos los días, con la ventaja dinámica de contar con cuatro ruedas.

El concepto se basa en una cápsula, a la que se accedería a través de un techo deslizable, y en la que tendrían cabida dos personas posicionadas longitudinalmente si optásemos a equipar al coche eléctrico a pedales con un asiento trasero, disponible opcionalmente, aunque según las imágenes creemos que sólo niños podrían tener cabida. De no hacerlo, contaríamos con un hueco perfecto para transportar bultos, por lo que en términos prácticos, es más capaz que una bicicleta eléctrica o una motocicleta eléctrica.

El coche eléctrico a pedales de Canyon, con asiento trasero y sin él.

El coche eléctrico a pedales de Canyon, con asiento trasero y sin él.

Además, si quisiéramos no viajar encapsulados, podríamos viajar con el techo deslizado dejando el habitáculo abierto, como si de un coche deportivo de tipo targa se tratase.

El coche eléctrico a pedales haría uso de una batería de decente capacidad, de 2.000 Wh (no olvidemos que se trata de una bicicleta encapsulada, al fin y al cabo) que le valdrían para alcanzar los 150 kilómetros de asistencia al pedaleo del... ¿Ciclista? ¿Conductor? Sea como fuere, se antojan necesarios tantos kilómetros ya que cifran el peso total del coche eléctrico a pedales en los 95 kilos, y si se quedaran cortos, Canyon ofrecería la opción de doblar los kilómetros de asistencia equipando una batería extra.

Aunque no hayan declarado, tampoco, cifras de potencia, anuncia Canyon que su coche eléctrico a pedales será capaz de alcanzar los 60 kilómetros por hora con asistencia al pedaleo, lo que aleja catalogar el concepto como bicicleta eléctrica dado el límite de 25 kilómetros por hora que la legislación obliga a los fabricantes de bicicletas a limitar.

Electrek preguntó directamente a los responsables Canyon sobre si realmente pensaban lanzar este concept al mercado, y la respuesta no fue negativa, pero no llegaron a afirmarlo. Dijeron que su futuro inmediato pasa por ofrecer más bicicletas eléctricas para la ciudad e invertir para que soluciones urbanas como la del coche eléctrico a pedales llegue a las calles.

Lo cierto es que el concepto resulta muy atractivo tanto a la vista, como por concepto. Y si bien es cierto que al no haber confirmado su producción no estarían muy seguros de que tuviera buena acogida, no nos cabe duda de que trabajando en soluciones urbanas como la propuesta, veremos más veces el nombre de Canyon pasar por nuestra portada.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/mercado/canyon-coche-electrico-pedales-alternativa-bicicletas-electricas/20200902091852037814.html


© 2020 Híbridos y Eléctricos

 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.