Imprimir

¿Qué diferencia de costes habrá al cabo de 300.000 km tras haber optado por un coche eléctrico?

Alejandro González | 14 de octubre de 2020

Gama eléctrica de BMW.
Gama eléctrica de BMW.

Es conocido el hecho de que mantener un coche eléctrico conlleva menos gastos que uno térmico, ¿pero hasta dónde va este ahorro? Consumer Reports ha comparado el coste de mantener un Audi A4 con un Tesla Model 3, con el consecuente e interesante resultado.

Interesante cuestión la que plantean desde Consumer Reports con uno de sus últimos estudios publicados. El paradigma que supone la compra de un coche eléctrico en estos momentos conlleva muchas ventajas, y entre ellas una de las más comentadas es la "ausencia" de un mantenimiento al uso que se lleva a cabo en un coche con motor térmico tradicional.

De la mano de nuestros compañeros de Urbet, publicamos la ficha de mantenimiento de una de sus motos eléctricas, la Urbet Gadiro e125, en el cual mostrábamos el mantenimiento cíclico que ha de llevar a cabo una moto eléctrica y mediante la cual constatábamos que, efectivamente, la única diferencia que encontramos en términos de mantenimiento de una moto eléctrica es la sustitución de la batería al cabo de 7 años si se ha cargado y descargado a diario, con un coste de 900 euros. Más allá de eso, consumibles como neumáticos y pastillas, nada más.

Si trasladamos la cuestión al campo de los coches eléctricos el hecho es el mismo, al cabo de unos años de uso de un coche eléctrico, el ahorro de costes también será pronunciado. Así lo constatan desde la fuente de este artículo, Consumer Reports, que adelanta que tras el transcurso de 200.000 millas recorridas, de haber optado por un coche eléctrico en lugar de uno de gasolina, el ahorro puede llegar a irse hasta los 15.000 dólares (12.766 euros al cambio actual).

Consumer Reports divide en tres bloques la vida de estos coches, primero a las 50.000 millas, luego a las 100.000 y después a las 200.000 (80.000, 160.000 y 320.000 kilómetros respectivamente), poniendo en este último escalón el tope de la vida útil del coche, ya que rara vez ningún usuario lleva el coche más allá de esta cifra.Diferencia de costes entre un coche térmico, híbrido enchufable y eléctrico.

Diferencia de costes entre un coche térmico, híbrido enchufable y eléctrico.

Para ejemplificar la cuestión, los americanos han tomado como ejemplo el eléctrico por excelencia, el Tesla Model 3, y lo han comparado con una berlina premium alemana de precio similar, un Audi A4. Así pues, y aunque el Tesla Model 3 de partida cueste 2.000 dólares (1.700 euros) más que el Audi A4 tomado como ejemplo, el desembolso a efectuar inicialmente podría quedar compensado en los dos primeros años, ya que el ahorro anual oscilaría entre 700 y 1000 dólares (595 - 850 euros).

Esto sería en gran parte a la diferencia de precio entre una carga completa de un coche eléctrico conforme al repostaje completo de un depósito de combustible de un coche térmico, sobre todo si se carga en una toma de corriente doméstica. Con una tarifa doméstica supervalle (con discriminación horaria) los precios van desde 30 céntimos de euro el kWh hacia abajo. La batería del Tesla Model 3 tiene una capacidad de 60 kWh, por lo que el coste de una carga doméstica completa sería de 18 euros en los casos más costosos, mientras que un tanque de 60 litros de gasolina de 95 octanos, que en los momentos de redactar este artículo el precio medio ronda los 1,135 euros, costaría más de 68 euros.

Esos 18 euros por una carga completa serían en caso de optar por las tarifas menos económicas, pero las llega a haber incluso de 3 céntimos el kWh, por lo que el precio de una carga completa podría ser de hasta 1,80 euros.

Tomando los datos con menos ventaja para los eléctricos, significa que al cabo de 7 años el ahorro efectuado iría hasta unos 4.700 dólares (4.000 euros) y que a lo largo de toda la vida útil del coche (considerando también otros costes asociados como seguro y mantenimientos) los ahorros durante la vida útil del vehículo oscilan entre 6,000 y 10,000 dólares (5.100 - 8.500 euros), dependiendo de varios factores. En la gráfica se refleja el caso en el que menos diferencia habría, y que por tanto más "favorable" al coche térmico es, mientras que los costes de usar un coche térmico se disparan al cabo de más de 300.000 hasta los 18.000 dólares con un coche térmico, con uno eléctrico supondría restar, en el peor de los casos, 10.000 dólares (8.500 euros).

Consumer Reports también incluye en el estudio el coste de mantenimiento de un coche híbrido enchufable, que en todo momento se muestra neutro comparándose con sus homónimos térmico y eléctrico puro.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/curiosidades/cuantos-euros-diferencia-habra-cabo-2000000-km-haber-optado-coche-electrico/20201013165715038926.html


© 2020 Híbridos y Eléctricos

 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.