Imprimir

¿Existen bicicletas eléctricas con tracción total? Sí, Christini AWD las tiene a la venta

Gonzalo García | 08 de agosto de 2020

Sistema de tracción total de las bicicletas Christini AWD. Engranajes helicoidales que transfieren la potencia de la rueda trasera a la delantera a través de un sistema de barras engranadas que recorren el cuadro.
Sistema de tracción total de las bicicletas Christini AWD. Engranajes helicoidales que transfieren la potencia de la rueda trasera a la delantera a través de un sistema de barras engranadas que recorren el cuadro.

Christini AWD ha implementado el sistema de tracción total mecánico de sus bicicletas convencionales a seis modelos electrificados, en los que incorpora la electrónica para ofrecer unas prestaciones inigualables.

La empresa estadounidense Christini AWD lleva 20 años fabricando bicicletas convencionales con tracción en las dos ruedas. El sistema, totalmente mecánico que transfiere la fuerza de los pedales de una rueda a otra, se ve ahora apoyado por la electrónica para aprovechar las ventajas que ofrecen las bicicletas eléctricas. Con motores Bafang de hasta 1,5 kW los seis modelos disponibles a través de su página web cuentan con un sistema de tracción total cuyo funcionamiento simula el control de tracción de un coche.

La tracción total ofrece ventajas a los vehículos todoterreno y deportivos dotándoles de capacidad para superar obstáculos o aumentar su velocidad en el paso por curva. Estas ventajas también tienen su correlación en el mundo de las bicicletas. Christini AWD lleva años implementando un sistema que, con solo presionar un botón en el manillar, reparte la fuerza que se hace sobre los pedales entre las dos ruedas.

Con la tracción delantera desconectada, las bicicletas se manejan y se sienten como cualquier bicicleta de montaña con suspensión total. Al activar el AWD aumenta el control, la estabilidad y la capacidad de tracción en superficies resbaladizas y terrenos sueltos. Cuando la rueda trasera patina, parte de su potencia se transfiere a la rueda delantera que, al obtener tracción, evita que la rueda trasera gire demasiado rápido, recuperando la motricidad. Según el fabricante, el sistema es tan eficiente que “es difícil saber si está funcionando, hasta que se observan los resultados”. El sistema funciona tanto si se está pedaleando como si se está “navegando” en una zona plana o de descenso, ya que en estos casos también proporciona mayor control sobre la dirección.

¿Cómo funciona?

Una bicicleta de Christini AWD está equipada con los mismos componentes que una bicicleta de montaña estándar. Un interruptor montado en el manillar, similar a las utilizadas en las tijas telescópicas, controla un embrague que activa, sobre la marcha y en movimiento, el sistema de tracción total. Cuando el embrague se acopla, un engranaje espiral situado en el eje trasero se encaja en el buje y gira con él. A través de una serie de ejes engranados situados sobre las barras del cuadro, la rotación de este engranaje se transfiere hasta otro, en este caso libre, situado en el buje de la rueda delantera.

Christini AWD sillín y barra superior

La barra engranada que parte del buje de la rueda trasera mueve otra barra embebida en el larguero superior horizontal.

Debido a un ligero efecto diferencial entre los engranajes, la rueda delantera no se acciona activamente en un terreno llano y nivelado. Sin embargo, en el momento en que la rueda trasera patina, la potencia se transfiere instantáneamente a la rueda delantera y la bicicleta continua escalando.

Durante más de cuatro años de pruebas, los componentes de este sistema han requerido mucho menos mantenimiento rutinario que el tren de transmisión principal, compuesto por piñones de alta calidad, palancas de cambio de gama alta y bujes estándar. En él, según la empresa, se utilizan los mejores materiales resistentes a la corrosión y al desgaste.

Además, en el caso de que sea necesario reemplazar los rodamientos sellados, todo el sistema de transmisión interno se puede desmontar para una revisión completa en menos de 10 minutos. Christini AWD ofrece una garantía de dos años en los mecanismos internos y de hasta 5 años en el cuadro, fabricado con tubos de aluminio 6061 T6.

Christini AWD rueda delantera

En la tija del manillar, otra barra engranada vertical situada sobre la horquilla termina de enviar la tracción al buje de la rueda delantera.

Ahora en las bicicletas eléctricas

Christini AWD ha unido esta tecnología mecánica y toda su experiencia de estos últimos cuatro años, para trasladar este sistema a las bicicletas eléctricas. En el vídeo que incluimos a continuación, el sistema mecánico de tracción total se ha unido a un motor Bafang de hasta 1,5 kW de potencia alimentado por una batería montada sobre el cuadro.

En su página web, Christini AWD ofrece hasta seis modelos de bicicletas eléctricas con idéntico tren motriz y sistema de tracción total, que están configuradas sobre cuadros de arquitecturas diferentes indicados para varios usos. Los modelos disponibles son los siguientes:

  • AWD 27.5 Plus Hardtail Ultra Mid Drive: 5.595 dólares (4.713 euros).
  • AWD Fat E-4 BBHD Mid Drive: 4.795 dólares (4.039 euros).
  • AWD Fat E-5 BBHD Mid Drive: 5.595 dólares (4.713 euros).
  • AWD Fat E-4 Ultra Mid Drive: 5.195 dólares (4.376 euros).
  • AWD FAT E-5 ULTRA MID DRIVE: 5.895 dólares (4.965 euros).
  • ABOMINABLE – AWD Fat E-2XL: 6.295 dólares (5.302 euros).
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/bicicletas-electrica/existen-bicicletas-electricas-traccion-total-christini-awd-tiene-venta/20200806194226037211.html


© 2020 Híbridos y Eléctricos

 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.